Árboles con flores

Las flores de algunos árboles son preciosas

Aunque la gran mayoría de árboles florecen, no todos tienen flores realmente vistosas y decorativas. Pero ese no es el caso de las especies de las que las te voy a hablar aquí. Y es que si quieres crear puntos de especial interés en tu jardín, es muy recomendable tener una o varias plantas que llamen mucho la atención en algún momento del año.

Eso sí, es un poco difícil elegir los diez árboles con flores más bonitos, porque como es lógico, cada uno de nosotros tiene sus gustos y preferencias. De todos modos, confío en que los que he seleccionado te resulten al menos curiosos.

Cerezo japonés (Prunus serrulata)

El cerezo japonés es un árbol con flores rosas

Imagen – Wikimedia/Myrabella

El cerezo japonés es uno de los que más se suele incluir en este tipo de listas, y con razón: cuando florece, algo que hace pronto en primavera, sus ramas quedan totalmente ocultas por sus flores las cuales pueden ser rosas o blancas y miden más o menos dos centímetros de diámetro.

Se trata de una planta de hoja caduca que alcanza una altura de 6 metros y que desarrolla una copa ancha de hasta 4 metros de diámetro. Resiste muy bien el frío, las heladas y nevadas; de hecho, solo puede vivir en climas templados, con las cuatro estaciones bien diferenciadas.

Cornejo de Kousa (Cornus kousa)

El cornejo de Kousa, o como a mí me gusta llamarlo, el cornejo arbóreo, es un árbol de hoja caduca que alcanza una altura aproximada de 10 metros. Cuando florece, en primavera, se convierte en todo un espectáculo viviente: sus flores son blancas y miden unos 5 centímetros de ancho, y como brotan en gran número, seguro que querrás hacerle alguna fotografía.

Ahora bien, aunque soporta muy bien las heladas moderadas, es importante que se plante en suelos ácidos, ya que en los alcalinos tendrá muchos problemas para crecer con normalidad debido a la falta de hierro.

Flamboyan (Delonix regia)

El flamboyan es un árbol con flores rojas

Imagen – Flickr/Jardin Boricua

El flamboyan es un árbol que dependiendo del clima puede ser perennifolio/caducifolio, o semi-caducifolio. Por ejemplo, si las temperaturas se mantienen altas y llueve con regularidad, irá perdiendo sus hojas poco a poco a lo largo del año, pero si en algún momento las temperaturas bajan de los 15ºC y/o llueve mucho menos, entonces perderá total o parcialmente su follaje. Pero eso sí, en primavera florecerá, y lo hará produciendo flores rojas o naranjas (en la variedad Delonix regia var flavida).

Se trata de un árbol que alcanza una altura de 12 metros y que desarrolla una copa típicamente aparasolada, la cual llega a medir 6 metros de diámetro. Es una especie muy sensible al frío; de hecho si baja de los 10ºC necesita protección.

Guayacán rosado (Tabebuia rosea)

La Tabebuia rosea es un árbol mediano

Imagen – Flickr/Phil

El guayacán rosado o lapacho rosado es un árbol de hoja caduca que alcanza una altura de 15-25 metros. Tiene una copa algo piramidal, con una base ancha la cual llega a medir unos 4 metros. Las flores, las cuales son rosas, brotan en primavera, y lo hacen reunidas en racimos llamados panículas que se secan cuando termina la floración.

Se trata de una especie muy interesante para cultivar en jardines tropicales. No resiste el frío, pero sí necesita que haya dos estaciones: la de lluvias, y otra en la que llueva menos.

Jacaranda (Jacaranda mimosifolia)

El jacaranda es un árbol caducifolio de flores lilas

El jacaranda o jacarandá es un árbol caducifolio que alcanza una altura de 12-15 metros, y que desarrolla una copa amplia y densa de unos 4-5 metros de ancho. Sus hojas son bipinnadas y verdes, y es una planta que florece en primavera. Cuando lo hace, numerosas flores lilas surgen de la planta, desde tallos florales.

Vive muy bien en climas cálidos y suaves, con heladas invernales débiles. Y es que necesita pasar un poco de frío para entrar en reposo, y dejar caer sus hojas.

Lluvia de oro (Laburnum anagyroides)

El árbol lluvia de oro es una planta caducifolia que alcanza una altura de 7 metros, y que no ocupa mucho espacio; de hecho, se puede tener en jardines pequeños e incluso en macetas grandes, aunque en este caso tocará ir podándolo regularmente. ¿Qué decir de sus flores? Brotan en primavera, y se agrupan en racimos colgantes de color amarillo.

Pero al igual que muchos otros árboles, necesita tierras ácidas para crecer. El clima ha de ser templado, con heladas en invierno.

Magnolia o magnolio (Magnolia grandiflora)

La magnolia común es un árbol de hoja perenne muy interesante para plantar en jardines grandes y tenerlo como ejemplar aislado. Llega a medir 30 metros de altura o incluso más, y desarrolla una copa algo piramidal cuya base mide unos 5 metros. Sus flores son igualmente grandes: de hasta 30 centímetros de ancho, además son blancas y huelen de maravilla. Lo mejor es que las produce desde que es joven (yo tengo un ejemplar que empezó a florecer cuando medía 1,5 metros de altura).

Pero eso sí, es una especie que solo crecerá en suelos ácidos o ligeramente ácidos. Si se tiene en uno arcilloso va a tener serios problemas de clorosis debido a la carencia de hierro. Pero por lo demás, es una planta que vive bien en climas cálidos y templados, pudiendo soportar incluso las heladas moderadas.

Metrosideros excelsa

El metrosideros es un árbol de flores rojas

Imagen – Wikimedia/Ed323

El Metrosideros excelsa es un árbol de hoja perenne imponente, que alcanza una altura de 7-15 metros y desarrolla una copa muy, muy ancha que llega a medir 6 metros o más. Lo interesante de esta planta es que cuando florece, algo que hace en verano, produce una enorme cantidad de flores rojas que hacen que, desde lejos, se vea como una »mancha» roja.

Además, soporta el frío, pero es recomendable protegerlo de las heladas especialmente si son moderadas. Las débiles y puntuales pueden causarle algún daño, pero no será demasiado serio si está resguardado del viento.

Peral (Pyrus communis)

El peral es un frutal de hoja caduca

Imagen – Flickr/Inge Knoff

Son muchos los árboles frutales que también te sirven como ornamentales. Uno de ellos es el peral, una planta de hoja caduca que alcanza una altura máxima de 20 metros. Florece en primavera, sus flores son blancas o blanco-rosadas, y miden aproximadamente 3 centímetros de ancho. Cuando son polinizadas, maduran los frutos, es decir, las peras, que como bien sabrás son comestibles.

Puede vivir en climas templados, en los que las cuatro estaciones estén diferenciadas. Es una planta que resiste las temperaturas de hasta los 35ºC (siempre que sean puntuales) y las heladas.

Tronador (Tecoma stans)

La tecoma stans es un árbol con flores amarillas

Imagen – Wikimedia/Treeworld Wholesale

El tronador o tronadora es un árbol de hoja perenne que alcanza una altura de entre 10 y 20 metros, con una copa estrecha que mide unos 3-4 metros. Produce flores amarillas, en forma de campana (parecidas a las de la bignonia) que brotan en primavera. Estas son muy vistosas, ya que miden unos 4 centímetros de ancho.

Se trata de un árbol con flores muy bonitas, pero solo puede cultivarse en aquellos lugares donde el clima sea cálido durante todo el año.

¿Cuál de estos árboles con flores te ha gustado más?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

bool(true)