Gomero (Ficus elastica)

Las hojas del Ficus elastica son perennes

Imagen – Wikimedia/B.navez

El Ficus elastica es uno de los árboles del género que más fácilmente podemos encontrar en los jardines tropicales así como en los hogares. Aunque llega a necesitar mucho espacio para desarrollarse con normalidad, es muy querido por el valor ornamental que tienen especialmente sus hojas, las cuales dan un toque exótico al lugar.

Tolera bien la poda, aunque no es recomendable quitarle ninguna rama, ya que su belleza radica precisamente en su porte, la disposición de sus ramas y también en el hecho de que se mantenga siempreverde.

Origen y características del Ficus elastica

El Ficus elastica es un árbol perennifolio y muy grande

Imagen – Wikimedia/PseudoscienceFTL

Es un árbol conocido como gomero o árbol del caucho que crece silvestre en el nordeste de la India y en Indonesia. Su nombre científico es Ficus elastica, y puede llegar a medir un máximo de 30 metros de altura. El tronco maduro mide hasta 2 metros de diámetro, y presenta raíces capaces de extenderse varios metros.

Las hojas tienen un gran tamaño, puesto que miden unos 30 centímetros de largo por 10 centímetros de ancho. Estas son oblongas o elípticas, de color verde oscuro brillante, coriáceas, y pecioladas (es decir, que las une a la rama un tallo, el cual también es verde).

Florece a lo largo de la primavera, y lo hace como todos los Ficus: produciendo falsos frutos llamados siconos, en cuyo interior se encuentran las flores que serán polinizadas por la avispa del higo. Cuando madure, será un higo de 1 centímetro de diámetro, de color amarillo verdoso.

Como dato curioso déjame decirte algo: el gomero empieza su vida siendo una planta epífita. Tiene tendencia a utilizar troncos de otros árboles como soporte, y solo con el tiempo llega a crecer como árbol. Eso sí, para entonces habrá desarrollado raíces aéreas y contrafuertes que puede que hayan acabado con la vida de la planta que le ha servido de soporte. Por este motivo, se considera que es una de las especies de Ficus que ‘estrangulan’ a otras plantas.

Además, existe una variedad que se conoce como Ficus robusta, pero que en realidad es Ficus elastica ‘Robusta’. Tiene las hojas generalmente verdes, pero pueden ser verde oscuras, y son más grandes que las del F. elastica común (miden unos 35 centímetros de largo por 15 centímetros de ancho).

¿Cómo se cuida?

Es un árbol muy agradecido realmente. Lo único que necesita es que se tenga presente, desde el primer día que se compra, que es una planta que con el paso de los años se hace muy grande. De hecho, personalmente no te recomiendo tenerlo en interior, porque aunque puede que esté precioso unos años, más tarde o más temprano tocará techo, o tendrás que cambiarlo de maceta para que pueda seguir creciendo ya que de lo contrario se debilitará y morirá.

Hay muchos Ficus que para poder disfrutarlos de verdad han de cultivarse en el suelo, y sin duda alguna nuestro protagonista es uno de ellos. Ahora bien, no estoy diciendo con esto que no se pueda tener en maceta durante años, sino que si se tiene un jardín grande y el clima lo permite sería una pena no plantarlo en tierra lo antes posible. 

Dicho esto, vamos a ver cuáles son los cuidados que debemos darle:

Clima y humedad

Empezamos por lo más importante. El Ficus elastica es un árbol que para sobrevivir prefiere un clima suave, cálido, con temperaturas entre los 10ºC de mínima y los 30ºC de máxima, y además húmedo. No solo quiere que las lluvias sean más o menos frecuentes, sino también que la humedad ambiental sea alta durante todo el año.

Por este motivo, si vives cerca de la costa, puedes tenerlo en el exterior durante buena parte del año, hasta que las temperaturas bajen. Ahora bien, en zonas donde la humedad sea baja, también podrás tenerlo en el exterior, pero además será necesario que pulverices sus hojas con agua a diario, o colocar recipientes llenos de agua a su alrededor.

Ubicación

  • Exterior: lo ideal es que esté en el suelo, a una distancia de diez metros de donde pasen tuberías. Además, le tiene que dar el sol al menos unas horas al día.
  • Interior: como necesita mucha luz, lo más aconsejable es que se coloque en una habitación muy iluminada, en la que haya ventanas por las que entren los rayos solares. Recuerda que la humedad ha de ser alta, de modo que si no lo es, no dudes en pulverizarlo con agua.

Riego

El gomero es un árbol perennifolio

El Ficus elastica se ha de regar varias veces a la semana, especialmente durante el verano. Tienes que saber que no soporta la sequía, de modo que tendrás que regarlo más o menos unas 3 veces a la semana, aunque pueden ser 4 si hace mucho calor (temperaturas de más de 30ºC).

Pero eso sí, el resto del año, como las temperaturas son más bajas, la planta crece de manera más lenta, así que los riegos serán más espaciados.

Tierra

  • Maceta: se puede plantar con sustrato universal (en venta aquí).
  • Jardín: el gomero crece en suelos fértiles y bien drenados.

Abonado

Has de abonarlo en primavera y verano. Esto es especialmente importante si lo tienes en maceta, puesto que en esas condiciones crece en un espacio limitado, con una cantidad de tierra limitada, de modo que sus raíces solo pueden absorber los nutrientes que se encuentran en el sustrato.

Como abonos puedes usar los fertilizantes líquidos, como el universal (en venta aquí) o el de para plantas verdes (en venta aquí). Si no te convencen, siempre tienes la opción de usar abonos naturales, autorizados para la agricultura ecológica, como el guano (en venta aquí) o el abono de algas (en venta aquí). Sigue las indicaciones especificadas en el envase.

Multiplicación

El gomero se multiplica casi siempre por acodo aéreo o esquejes. Es difícil conseguir semillas viables, y cuando se logran suele costarles germinar ya que necesitan temperaturas cálidas, sol, agua, y estar enterradas solo un poco.

¿Cuándo trasplantar un Ficus elastica?

El Ficus elastica es un árbol grande

Imagen – Wikimedia/Mokkie

Cuando la primavera se haya asentado, es decir, cuando la temperatura más baja se mantenga por encima de los 10ºC. Esto puede ser en marzo en la región mediterránea, pero en zonas más frías será en abril-mayo. No hay que tener prisa: cuando el clima mejore, entonces será buen momento para trasplantarlo. Si se hace antes, pasará frío y se resentirá.

Además, solo has de hacerlo si la maceta se le ha quedado pequeña; es decir, hasta que las raíces salgan por los agujeros de la misma.

Poda

Se le pueden quitar las ramas secas a finales del invierno.

Rusticidad

Soporta poco el frío. En zonas muy resguardadas puede aguantar heladas débiles de hasta los -2ºC, pero enseguida la temperatura ha de superar los 0 grados. Tampoco le gusta el calor extremo.

¿Dónde comprar?

Aquí por ejemplo:

Que lo disfrutes.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.