+6 diferencias entre árboles y palmeras

Los árboles son plantas altas

Durante muchísimo tiempo, y aún hoy, es posible encontrar libros en los que se dice que las palmeras son árboles. Esto es algo que puede llevarnos a engaño, ya que ambos tipos de plantas tienen características diferentes, y pocas similitudes más allá de las funciones que realizan para mantenerse con vida.

Es por eso por lo que en este artículo te voy a explicar cuáles son las diferencias entre árboles y palmeras, con fotos, para que tú mismo puedas comprobarlas. Así que si tienes curiosidad, quédate conmigo.

¿Monocotiledónea o dicotiledónea?

Monocotiledónea, dicotiledónea… ¿Qué significan estas palabrejas? Pues bien. Cuando germinan las semillas, de ellas puede brotar una primera hojita o dos. Estas hojitas se conocen con el nombre de cotiledón, y son las que alimentarán a la plántula hasta que broten las primeras hojas verdaderas.

En el caso de las palmeras, solo brota un cotiledón, que es verde y alargado en muchos casos. De hecho, es fácil confundirlo con la hierba del césped.

Los árboles, en cambio, tienen dos cotiledones. Pero la cosa no es tan simple como esto. Va mucho más allá:

¿Hierbas o no?

Palmeras Phoenix y Washingtonia.

Al pensar en las hierbas seguramente te vengan a la mente plantas pequeñas, con tallos verdes que se rompen con facilidad. Pero hay muchos tipos de hierbas, y unas de las más asombrosas son las gigantes, conocidas también como megaforbias, entre las que se incluyen las palmeras.

Estas son plantas perennes (es decir, que viven varios años) que alcanzan alturas considerables, de varios metros. Para que te hagas una idea, la especie de palmera Ceroxylon quindiuense puede llegar a los 70 metros de altura. Es algo increíble teniendo en cuenta que no desarrollan un tronco verdadero, lo cual me lleva a…:

Punto/s de crecimiento

Hay palmeras más pequeñas, otras más grandes,… Unas tienen tallo (llamado estípite), y otras -las que menos- no lo tienen. En el caso de las que sí lo desarrollan, durante su juventud se van alargando de forma lenta, engrosándose a medida que van sacando hojas nuevas. Una vez que han alcanzado su diámetro máximo, es cuando dedican una buena parte de su energía a crecer en altura.

Pero, ¿qué pasa si sufren daños en el centro de su corona de hojas? Si esos daños son de su único meristema apical, llamado también punto o guía de crecimiento, se acabó. Si es una palmera con varios estípites, los cuales son el resultado de brotes axilares en el tallo principal, morirá solo el tallo que ha sufrido daños.

Los árboles, por su parte, tienen meristemas laterales y cambium, gracias a los cuales pueden recuperarse de las heridas. Y en el caso de que una rama haya quedado inservible, no sería el fin de las plantas; sino que más abajo brotarían hojas y, con un poco de suerte, nuevas ramas.

Raíces

Raíces de palmera
Raíces de la palmera Wodyetia bifurcata. // Imagen procedente de Wikimedia/Mokkie

Las raíces de las palmeras son adventicias. Cuando hablamos de adventicias nos referimos a unos tipos de raíces que surgen de un mismo punto, que en el caso de las palmeras es la región externa del cilindro central en el que se unen los vasos en el tallo o estípite. Con el paso de los años, se puede dar el caso de que la palmera alcance tal volumen de raíces que la corteza se parta.

En cuanto a su longitud, va a depender mucho de la especie de palmera y de dónde esté creciendo. Pero suponiendo que la tierra es más o menos blanda, y que tienen la humedad y los nutrientes que necesita, pueden ser de 15 metros o más en ejemplares adultos.

Raíces de árbol
Raíces del árbol Fagus grandifolia. // Imagen procedente de Wikimedia/Dcrjsr

Las raíces de los árboles son diferentes. En estas plantas se suele poder distinguir una raíz principal o pivotante, la cual se engrosa algo más que las demás, y otras raíces mucho más delgadas. La primera se encarga de anclar el árbol al suelo, mientras que el resto son las que van en busca de agua. Además, como tienen cambium, las de ciertas especies se pueden utilizar para injertar.

Hojas

Las hojas son, quizás, lo que más pueda ayudarte a saber si lo que ves es una palmera o un árbol. Y es que las de las palmeras pueden ser, por lo general, de tres tipos: pinnadas, costapalmadas o palmadas.

  • Pinnadas: son las que tienen los folíolos o pinnadas unidos de manera perpendicular al raquis, el cual es una extensión del pecíolo.
  • Palmada: son las que tienen forma de abanico.
  • Costapalmada: son hojas normalmente con forma redondeada-ovalada, intermedias entre las dos anteriores.

Por otra parte, las de los árboles pueden ser, según su forma:

Tipos de hojas
Imagen procedente de Cono Medio Blog
  • Simples: son las que tienen el limbo unido al tallo o rama, y pueden tener el margen entero, lobado o dentado.
  • Compuestas: son las que están formadas por dos o más folíolos que surgen de un mismo eje.
  • Bipinnaticompuestas: son parecidas a las compuestas, perolos folíolos en vez de dividirse una vez como en las compuestas, lo hacen dos veces.

Y según su disposición:

  • Alternas: son las que brotan a ambos lados de la rama.
  • Opuestas: son aquellas que surgen de un mismo punto de la rama, pero crecen en dirección opuesta.
  • Verticiladas: son aquellas que brotan en grupos de más de dos del mismo punto.
  • Radiales: son las que tienen una disposición la cual recuerda a la forma de una escobilla.
  • En grupos: son similares a las anteriores, pero brotan al final de ramas muy cortas en grupos de dos o más.

Además, mientras que las hojas de algunos árboles (generalmente los caducifolios de clima templado) cambian su color en algún momento del año, las hojas de las palmeras se mantienen siempre verdes (excepto en algunas como la Chambeyronia macrocarpa, la cual lo que hace es sacar la hoja nueva de color rojizo, seguramente en un intento de mantenerla a salvo de los depredadores. Pero a medida que va madurando, se vuelve verde).

Flores

Las flores de las palmeras se agrupan en inflorescencias más o menos ramificadas, siempre. Estas pueden brotar de entre las hojas, o bien del capitel (el capitel es la unión entre la corona y el estípite, el cual lo tienen algunas especies, como las del género Archontophoenix). Dichas flores pueden ser masculinas o femeninas, y aparecen en la misma palmera si es monoica, o en distintos ejemplares si es una especie dioica.

Como curiosidad, es interesante saber que hay palmeras hapaxánticas; es decir, palmeras que solo florecen una vez en su vida, y después mueren, como las Corypha.

Por otro lado, las flores de los árboles pueden ser masculinas o femeninas, apareciendo en el mismo ejemplar o en distinto, aunque también pueden ser hermafroditas (como las del olivo u Olea europaea). La mayoría de las flores de árboles tienen pétalos y/o sépalos, y son de formas muy diversas.

Como ves, hay diferencias entre palmeras y árboles. Algunas pasan desapercibidas, pero otras en cambio son notables.

¿Qué te ha parecido este tema?

2 comentarios en “+6 diferencias entre árboles y palmeras”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.