Cedrus atlantica

El Cedrus atlantica es una conífera perennifolia

Imagen – Wikimedia/Derek Ramsey

El Cedrus atlantica es una conífera de hoja perenne que se utiliza mucho en los parques y jardines amplios. Proporciona mucha sombra cuando se le deja crecer a su aire, por lo que es muy interesante tenerlo como como ejemplar solitario en algún rincón que vayamos a disfrutar mucho.

Su único inconveniente es que se toma su tiempo para crecer; de hecho, es bastante lento. Pero en cambio puede vivir cientos de años.

Origen y características del Cedrus atlantica

El tronco del cedrus atlantica es grueso

Imagen – Wikimedia/Derek Ramsey

El Cedrus atlantica es un árbol de hoja perenne al que popularmente se le conoce como cedro del Atlas, cedro atlántico o cedro plateado. Es natural de las regiones montañosas de Argelia y de Marruecos, y puede alcanzar una altura de 30 a 40 metros. Su tronco puede llegar a ser muy grueso, de dos metros de diámetro.

La copa tiende a ser piramidal cuando se cultiva en solitario, y de sus ramas brotan hojas aciculares de color verde o azulado de unos 10-25 milimetros, agrupadas en gran número sobre los braquiblastos (estos son los tallos de los que surgen estas hojas). Como curiosidad, se dice que cuando se cultiva las acículas suelen ser más suaves que las de los ejemplares que se encuentran en la naturaleza.

En cuanto a los conos, los hay femeninos y masculinos. Los primeros son más grandes que los segundos, los cuales miden hasta los 9 o 10 centímetros de largo.

¿Qué usos se le da?

El cedro del Atlas se cultiva sobre todo como árbol ornamental. Sí, crece lento, pero es un árbol que queda genial en los jardines. Además, durante su juventud es posible cultivarlo en una maceta por muchos, muchos años, si se va trasplantando cada poco tiempo.

Otro uso es el de la madera. En Francia por ejemplo se utiliza mucho para este fin, ya que la madera es apta para hacer trabajos de carpintería, mobiliario y chapas.

¿Cómo se cuida al Cedrus atlantica?

Antes de comprar un árbol es muy importante tener en cuenta sus características físicas, es decir, el tamaño que llegará a tener una vez sea adulto, si tiene espinas o no, si florece, etcétera, pero una vez se sabe todo esto hay que ver si sería capaz de vivir en nuestra zona. Uno de los errores que más se suelen cometer es adquirir una planta sin informarse antes de su rusticidad, así que vamos a evitarlo informándote ahora de las necesidades del cedro del Atlas:

Ubicación

Es una conífera que se ha de poner en el exterior, en un lugar soleado. Si vas a plantarla en el suelo es necesario que esté a una distancia de diez metros, como mínimo, de la piscina y de suelos que estén pavimentados.

Asimismo, también es importante dejar una separación de unos 5 metros entre un Cedrus atlantica y cualquier otro árbol, ya que así ambos podrán tener un buen desarrollo.

Tierra

  • Maceta: mientras es joven y por lo tanto pequeño es posible cultivarlo en maceta con sustrato universal.
  • Jardín: es una planta poco exigente. Crecerá sin problemas en suelos ricos en materia orgánica y bien drenados.

Riego

Las hojas del cedrus atlantica son perennes

Imagen – Wikimedia/Derek Ramsey

El Cedrus atlantica es una conífera que no necesita tanta agua como otras. De hecho, en el Atlas, que es donde crece este árbol, tienen un clima típicamente mediterráneo. En esta región las lluvias suelen ser torrenciales, y casi siempre estacionales ya que coinciden con el final del verano. También puede llover en invierno y en primavera, pero poca cosa.

¿Por qué es importante todo esto? Porque con esta información nos podremos hacer una idea de lo resistente que es este árbol si se cultiva en el suelo. Así y todo, durante el primer año aconsejo regarlo de vez en cuando, unas dos veces por semana más o menos durante el verano, para que enraíce bien. En el caso de tenerlo en maceta, hay que seguir regando durante todo el año.

Abonado

Muy recomendable abonar en primavera y en verano. Si lo tienes en el jardín, puedes utilizar compost, restos de poda verde o hierbas troceadas, cáscaras de plátano o de huevo, estiércol de vaca, humus de lombriz,…, lo que desees.

Por el contrario si lo cultivas en macetas, es preferible usar abonos o fertilizantes líquidos. Sigue las indicaciones del envase para que no haya riesgo de sobredosis.

Época de plantación

La mejor época para plantarlo en el suelo es a finales del invierno, aunque también se puede en primavera. Si se tiene en maceta, tienes que plantarlo en otra más grande cada cuatro años aproximadamente.

Multiplicación

Es un árbol que se multiplica por semillas. Estas se tienen que sembrar en invierno, puesto que necesitan pasar frío para poder germinar. Así, puedes sembrarlas en macetas con vermiculita o fibra de coco, y dejarlas a la intemperie. Cuando regrese la primavera y las temperaturas comiencen a subir, empezarán a germinar.

Rusticidad

El Cedrus atlantica resiste muy bien las heladas

Imagen – Wikimedia/Miguel González Novo

Soporta muy bien las heladas de hasta los -20ºC, así como las temperaturas de hasta los 35ºC.

¿Qué te ha parecido el Cedrus atlantica? ¿Te gustaría tener uno en el jardín?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.