Casuarina

Las hojas de la casuarina son verdes

Imagen – Wikimedia/John Robert McPherson

Las Casuarina son plantas que se parecen mucho a los pinos, en su porte y en tener también un sistema radicular muy desarrollado, pero en realidad no están emparentados. De hecho, tienen características que las hacen únicas; y eso por no hablar de que a nuestras protagonistas no les afecta la procesionaria, una plaga que causa daños muy serios a las plantas de la familia Pinaceae.

Pero si hay algo en lo que se parezcan es en su rápido crecimiento y en su buena resistencia a la sequía, que es por lo que muchos plantan algún ejemplar en sus jardines.

¿Qué tipo de árbol es la casuarina?

Las flores de la casuarina son poco vistosas

Imagen – Wikimedia/PePeEfe

La Casuarina es una planta de hoja perenne o semi-perenne que, dependiendo de la especie, puede ser un árbol o un arbusto. Es originaria principalmente de Australia, pero también se encuentra en algunas islas cercanas. El género está compuesto de unas 15 variedades distintas, las cuales desarrollan hojas alargadas y muy finas, parecidas a las acículas de los pinos.

El tronco tiende a crecer recto, y no es muy ancho (no suele superar los 50 centímetros de grosor). Las raíces son muy largas y fuertes, por lo que es importante que se planten lejos de las piscinas, tuberías y demás.

Las hojas son en realidad escamas que brotan de los tallos verdes, siendo estos últimos los principales encargados de realizar la fotosíntesis. Sus flores carecen de valor ornamental, puesto que son muy pequeñas y poco vistosas. El fruto en cambio es una falsa piña o un falso cono que contiene varias semillas, las cuales son sámaras de hasta 8 milímetros de largo (una sámara es una semilla con un ala).

¿Cuánto tarda en crecer la casuarina?

La casuarina es un árbol que crece rápido, pero esto solo es así cuando las condiciones son buenas. Si lo son, entonces puede llegar a crecer a un ritmo de unos 50-70 centímetros por año más o menos; en caso contrario, irá mucho más lenta.

¿Cuántos años puede vivir una casuarina?

La esperanza de vida de la casuarina ronda los 50 años. Desde luego, no es mucho si lo comparamos con la que tienen otros árboles, como el roble por ejemplo, pero hay que pensar que, en general, los árboles que crecen rápido también empiezan a florecer y fructificar a temprana edad, pues su vida es relativamente corta, por lo que no deben desaprovecharla con el fin de producir el mayor número posible de semillas viables.

Tipos de casuarina

De los más de 10 tipos que se han descrito, los que más se cultivan son solo los siguientes:

Casuarina cunninghamiana

La casuarina es un árbol de rápido crecimiento

Imagen – Wikimedia/John Tann

Es un árbol nativo de Australia, llamado roble de río o pino australiano. Puede medir hasta 30 metros de altura, y llega a tener una copa de hasta 5 metros de ancho en su base. Cece bastante rápido, y no requiere de ningún cuidado en especial.

Casuarina equisetifolia

La casuarina resiste la sequía

Imagen – Wikimedia/Ethel Aardvark

La Casuarina equisetifolia es una especie nativa tanto de Australia, como de Malasia y de Polinesia. Al igual que la C. cunninghamiana, puede alcanzar los 30 metros de altura. Su tronco tiende a ramificar a poca distancia del suelo.

Casuarina glauca

La Casuarina glauca es un árbol pequeño

Imagen – Wikimedia/Forest & Kim Starr

La Casuarina glauca es un árbol nativo de Nueva Gales del Sur, en Australia. Alcanza una altura de unos 15 metros como máximo, y vive en la costa, a pocos pasos del mar, que es por lo que es una especie interesante para cultivar en jardines con suelo arenoso.

¿Cuáles son los cuidados de la casuarina?

Se trata de plantas que no requieren de muchos cuidados, pero nos interesa que crezcan bien, sin causar problemas, así que vamos a ver qué es lo que hay que tener en cuenta para conseguirlo:

Plántala en el suelo

Lo más recomendable es plantar la casuarina en el jardín lo antes posible, a pleno sol. Se le buscará una zona alejada de la piscina, tuberías, etc., y también lejos de otras plantas. De hecho, lo más aconsejable es que esté, como mínimo, a unos diez metros de las tuberías y demás, y a unos dos metros de otros árboles, arbustos, etcétera.

Teniendo en cuenta su sistema radicular y el tamaño que puede llegar a alcanzar, no recomendamos tenerla en una maceta, aunque esto no significa que no pueda mantenerse en una durante un tiempo. Para ello, la plantaremos en una con agujeros en su base rellenada con sustrato universal.

Riégala durante la época más cálida del año

Especialmente si la tienes en maceta, tendrás que regarla de tanto en cuando sobretodo durante el verano, y aún más en plena ola de calor. Es una planta que resiste bien la sequía, pero solo si está plantada en el suelo y si lleva ya al menos un año o dos en él; es decir, si lleva menos tiempo y la tierra se seca muy rápido como consecuencia de las altas temperaturas y de la sequía, habrá que regarla. Pero, ¿cada cuánto?

Por lo general, y siempre que no llueva, se hará una o dos veces a la semana. Una vez que la casuarina lleve al menos un año en el suelo, podremos espaciar los riegos.

Abónala si está en maceta

Si cultivas una casuarina en maceta, es recomendable echarle abono en primavera y, también, en verano. Para esto hay que usar abonos o fertilizantes que sean líquidos, como el universal (en venta aquí) o uno para plantas verdes como este, o bien clavos que son aquellos que simplemente se clavan -valga la redundancia- en la tierra y listo, como estos. De este modo, se consigue que no le falten nutrientes y que por lo tanto pueda crecer a un ritmo normal.

En caso de que la tengas plantada en el jardín, el abonado no será muy necesario, aunque sí que podrás hacerlo si lo deseas, de vez en cuando. Por ejemplo, puedes echarle compost o humus de lombriz, o guano.

¿Cuánto resisten las casuarinas?

La casuarina es muy resistente

Imagen – Wikimedia/John Tann

Son plantas que resisten las heladas de hasta los -14ºC, la sequía, y el calor extremo. Pueden vivir cerca del mar, por lo que también soportan el viento marino. Es más, siempre que se tenga en cuenta que sus raíces pueden llegar a ser muy largas y se planten en zonas donde no puedan provocar daños, sin duda serán árboles y arbustos que se verán preciosos.

¿Y tú, tienes alguna casuarina en el jardín?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*