Araucaria heterophylla

Vista de la araucaria

Hay árboles que son muy curiosos. Quizás uno de los que más sea la Araucaria heterophylla, una conífera con ramas horizontales que van formando pisos. Su ritmo de crecimiento es muy lento, pero su belleza la han convertido en una de las plantas arbóreas más plantadas en los jardines que están en regiones cálidas.

A veces incluso se utiliza para decorar el interior, especialmente durante las Navidades en climas templados, aunque esto no siempre es un acierto, pues no es una especie que se acostumbre a vivir en esas condiciones.

¿Cuál es el origen y las características de la Araucaria heterophylla?

Vista de la Araucaria heterophylla
Imagen procedente de Wikimedia/bertknot

La Araucaria heterophylla es un árbol tipo conífera endémica de la isla australiana de Norfolk. Es conocida por los nombres comunes araucaria o araucaria excelsa o pino de Norfolk, aunque realmente no pertenece a la familia Pinaceae, sino que tiene la suya propia: Araucariaceae. Crece hasta los 70 metros de altura, y tiene un porte cónico o piramidal.

Sus ramas, como decíamos al principio, crecen en sentido horizontal o algo oblicuo, y forman pisos teniendo las superiores una menor longitud. Las hojas son escamas verdes que se mantienen en la planta durante años hasta que son reemplazadas por otras nuevas, de modo que se considera una especie perennifolia.

Es una especie dioica, lo cual quiere decir que hay pies femeninos y pies masculinos. Los conos masculinos son amarillentos o rojizos, tienen forma alargada y miden unos 4 centímetros; las en cambio son redondas y miden entre 10 y 15 centímetros. Estas al madurar se tornan marrones y van abriéndose poco a poco, dejando libres a las semillas que tienen un ala que les sirve para que el viento pueda llevarlas lejos de sus padres.

Se trata de una especie amenazada.

¿Qué usos se le da?

Únicamente ornamental. Es una planta que pese al »inconveniente» de tener un ritmo de crecimiento lento, es muy bonita. Su curiosa forma piramidal llama mucho la atención, con lo cual es fácil que destaque sobre el resto, aunque predomine el verde en esa zona.

Durante muchos años se puede tener en maceta, por ejemplo en un patio o terraza, para darles un toque especial.

¿Cuáles son los cuidados que hay que darle a la Araucaria heterophylla?

Vista del pino de Norfolk

La Araucaria heterophylla es una planta que se ha de cultivar en el exterior siempre que sea pueda. Ha de estar a pleno sol, y a ser posible en el suelo, con tierra fértil y ligera, que no esté muy compactada. Sus raíces pueden extenderse bastante, de modo que para no tener problemas con las tuberías ni los suelos cimentados es aconsejable que se plante a una distancia de 10 metros de ellos.

Durante el tiempo que se tenga en maceta será importante que el sustrato sea de calidad. Puede ser el Universal que venden en cualquier lado, pero ha de contener al menos perlita. Por ejemplo, el de la marca Fertiberia y el de Flower son muy interesantes, ya que absorben muy bien el agua y la filtran aún mejor. No se compactan con facilidad, y eso las raíces lo notan, pues se desarrollan con normalidad. Por otro lado, no te has de olvidar de trasplantar tu planta cada 3 o 4 primaveras.

El riego será igualmente necesario. Has de echarle agua hasta humedecer toda la tierra más o menos unas 2 veces a la semana, pero si el clima es muy seco y/o cálido, es posible que debas de regarla 3 veces a la semana. En invierno reduce la frecuencia de riegos para evitar que sus raíces se pudran.

Se multiplica por semillas, las cuales han de recogerse en cuanto maduran (finales del verano/principios de otoño) y sembrarlas lo antes posible.

Resiste heladas suaves, de hasta los -3ºC.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.