Ailanthus altissima

Las hojas del ailanto son verdes

El Ailanthus altissima es un árbol de muy rápido crecimiento que tiene una gran capacidad de adaptación si tiene cerca un constante suministro de agua y la tierra en la que crece es lo suficientemente rica en nutrientes para asegurar su supervivencia.

Asimismo, se trata de una planta muy bella, la cual proporciona una agradable sombra en cuestión de pocos años. Sin embargo, su valor ornamental se reduce drásticamente cuando crece sin control en un hábitat que no es el suyo.

¿Cuál es el origen y las características del Ailanthus altissima?

El ailanto es un árbol de rápido crecimiento

Este es un árbol caducifolio originario de China cuyo nombre científico es Ailanthus altissima, y conocido por los nombres comunes ailanto, árbol del cielo, árbol de los dioses o falso zumaque. Crece hasta alcanzar una altura máxima de 27 metros, con un tronco de alrededor de 40 centímetros de grosor. La corteza es grisácea y tiende a agrietarse con el paso de los años.

Las hojas están compuestas por ocho pares de folíolos o pinnas, los cuales tienen un largo pecíolo. Sus flores forman grupos llamados inflorescencias, y brotan en primavera. El fruto es una sámara que contiene numerosas semillas de color oscuro.

Su ritmo de crecimiento es muy rápido, pudiendo crecer unos 50-70 centímetros cada año. Esto hace que, además, florezca pronto, al cabo de unos 2 años desde la germinación. Por todo ello, y al igual que les ocurre a otras especies que crecen tan rápidamente, su esperanza de vida es corta, de unos 40-50 años.

Puede vivir en una gran variedad de climas, puesto que soporta heladas de hasta los -18ºC y máximas de hasta 40ºC siempre que tenga agua a su alcance. Lo único que necesita es que la temperatura baje de los 0º en algún momento.

¿Qué usos se le da?

La flor de ailanto aparece en primavera
Imagen procedente de Flickr/Hornbeam Arts

El ailanto es una planta que se introdujo en España a mediados del siglo XVIII, ya que crece muy rápido y empezaba a ser necesario repoblar los montes. Pero la cosa no salió bien, ya que pronto se dieron cuenta de que tenía un gran potencial invasor; es decir, que germina con demasiada facilidad, y que debido a ello le quita terreno a las plantas autóctonas.

El problema no acaba ahí. No solo impide que las autóctonas puedan crecer, sino que además, se reduce la biodiversidad, y por ende, el ecosistema se va empobreciendo. Por todo ello, esta especie está incluida en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras desde el 2 de agosto del 2013, estando prohibida la posesión, el transporte, el comercio, el tráfico, y por supuesto también la introducción en el medio natural.

2 comentarios en “Ailanthus altissima”

    1. Gracias Raúl por tu comentario.

      Sí, esta especie es muy muy invasora. Produce muchas semillas, y si estas encuentran un poco de agua… ahí germinarán.

      Un saludo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.