Sequoiadendron giganteum

Imagen procendente de Wikimedia/Pimlico27

El Reino Vegetal está compuesto por millones de especies de plantas, pero si tenemos que hablar de las más grandes, ninguna supera al Sequoiadendron giganteum. No es precisamente el mejor árbol para tener en el jardín, a no ser que este sea grande, pero la realidad es que tiene un ritmo de crecimiento tan lento y es tan bonito, que es casi imposible no adquirirlo en cuanto se tiene oportunidad.

Por si fuera poco, además de tener un gran tamaño es una de las plantas con una esperanza de vida mayor: siempre que las condiciones se lo permitan, puede llegar a vivir 3200 años, muchísimo más que cualquier otro ser vivo.

¿Cuál es el origen y las características del Sequoidendron giganteum?

Secoya gigante en hábitat
Imagen procedente de Flickr/oliveoligarchy

Esta magnífica conífera, la cual recibe los nombres de secuoya, secoya gigante, secoya de Sierra, velintonia o gran árbol, es una planta perennifolia endémica de la parte occidental de Sierra Nevada, en California. Puede alcanzar una altura máxima de 94 metros con un diámetro de tronco de más de 11 metros, si bien lo más habitual es que se quede en tan solo unos 50-85 metros con un tronco de 5 a 7 metros de diámetro.

Su tronco es recto, con la corteza fibrosa, y está coronado por hojas en forma de lezna, que crecen disponiéndose en espiral y miden de 3 a 6 milímetros de largo. Los conos son de 4 a 7 centímetros, y necesitan de 18 a 20 meses para madurar, aunque pueden tardar hasta 20 años en liberar las semillas. Estas son pequeñas, de 4-5 milímetros de largo por 1 milímetro de ancho, marrón oscuras, y están provistas de alas de color amarillo-marrón que les ayudan a alejarse de sus padres cuando sopla el viento.

¿Qué usos tiene?

La secuoya gigante se utiliza únicamente como planta ornamental. Antaño sí que se miró de buscarle algún uso a su madera, como por ejemplo para producir tablillas de cercas, pero es tan quebradiza que hoy en día yo diría que se usa muy poco, o nada, para eso (aunque si me equivoco, por favor decídmelo 🙂 ).

Si se cultiva como ejemplar aislado es una maravilla, porque sabes que más tarde o más temprano vas a tener un árbol que va a destacar sobre los demás. Y eso por no hablar de que, si tienes oportunidad de verlos en su hábitat natural, seguro que vas a disfrutar.

¿Cuáles son los cuidados de la secuoya gigante?

Secoya gigante

Estamos ante una conífera que requiere de mucho espacio y de un clima templado e incluso templado-frío. Necesita protección contra el sol cuando es joven, y que sea ella misma la que se vaya acostumbrando poco a poco a estar cada vez más expuesta al astro rey.

La tierra tiene que tener buen drenaje, y sobretodo ser rica en materia orgánica. Prefiere suelos ligeramente ácidos, o cuanto menos con un pH neutro, ya que en los alcalinos suele acabar con clorosis férrica debido a la falta de hierro. Por consiguiente, el agua de riego debe ser igualmente ligeramente ácida, de modo que recomiendo usar la de lluvia, o si no se puede conseguir, una baja en cal. Hay que regar de vez en cuando, pues no resiste la sequía.

Se multiplica por semillas, las cuales se siembran en otoño en semilleros con sustrato para plantas ácidas colocados en el exterior, en semisombra. De vivir en una zona con clima templado-cálido, es mejor que las estratifiques en la nevera sembrándolas en un tupperware con vermiculita y colocando este en la sección de los productos lácteos, embutidos, etc., por 3 meses.

Por último, decirte que es capaz de resistir hasta los -30ºC, pero no puede vivir bien en climas cálidos con temperaturas extremas.

4 comentarios en “Sequoiadendron giganteum”

  1. Hola Mónica.

    Esta especie no la tenemos en la finca, no nos atrevimos por su tamaño descomunal, pero es un árbol muy hermoso. Creo haber leído que en el siglo pasado se talaron algunos ejemplares en California que se dataron en 6.000 años de antigüedad, es decir, anteriores a las pirámides! Imperdonable. He visto fotos de carreteras que pasan a través de un ejemplar de Secuoya. En el Parque del Retiro de Madrid hay algún ejemplar pero no progresa bien, yo creo que a consecuencia del agua de riego, que es reciclada. Una chica se subió a un ejemplar durante tres meses para evitar su tala en California y lo consiguió!

    Una pregunta: ¿Qué diferencias hay con la Secuoya roja?, ¿Son parientes?.

    Muchas gracias.

    Un cordial saludo,

    NACHO GALANTE

    1. Hola Nacho.
      Piensa que es una especie de muy, muy lento crecimiento. Casi se diría que tú lo siembras, la próxima generación lo cuida, la siguiente lo disfruta, y la siguiente ya lo puede admirar jejeje 🙂

      Menos mal que hay gente que aún defiende a la naturaleza. Aunque es un logro que consiguiera salvar a ese ejemplar en California.

      Con respecto a tu duda: sí, comparten material genético. De hecho están dentro de la misma subfamilia botánica: Sequoioideae.

      Saludos 🙂

  2. Debo hacer una importante corrección.
    Siempre que las condiciones de suelo y clima sean las adecuadas, la sequoia gigante es un árbol de crecimiento rapidísimo.
    Un problema es que muchos ejemplares deben malvivir fuera de su hábitat idóneo, y por eso no crecen lo que deben.

    En altura crece una media de 45cm anuales, los años buenos bastante más; pero haciendo una media sale en torno a 45cm anuales, año tras año, por lo que ejemplares centenarios rondan los 45 metros de altura.

    Pero es en grosor cuando la sewuoia gigante bate todos los récords entre los árboles de clima frío.
    Crece en perímetro unos 10cm anuales, con años buenos que llegan a los 15cm.
    Esto supone que ejemplares de unos 100 años tienen troncos de más de 10m de perímetro, es decir, grosores de más de 3 metros de diámetro.

    Y siempre que los rayos los respeten, manteniendo una copa de forma cónica perfecta.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.