Prunus avium

Cerezo en flor

El Prunus avium es uno de los frutales de hoja caduca más ornamentales que existen, y motivos no faltan: durante la primavera se llena de magníficas flores blancas, en verano su copa verde proporciona una sombra de lo más interesante, en otoño nos ayuda a calmar un poco el estómago y en invierno sus hojas se tornan rojizas antes de caer.

Por si fuera poco, el mantenimiento de este árbol no es demasiado complicado; de hecho, es de las especies más fáciles. Pero eso sí, para dar fruto requiere tener unas determinadas horas de frío, ya que de lo contrario esa fructificación será escasa.

¿Cuál es el origen y las características del Prunus avium?

Flor de cerezo
Imagen procedente de Wikimedia/Логунова Виктория

Se trata de un árbol caducifolio nativo de Europa y de Asia Occidental conocido como cerezo silvestre, cerezo dulce, cerezo de monte o, simplemente cerezo que crece hasta alcanzar una altura máxima de 30 metros. Su copa es amplia y algo piramidal, formada por ramas de las que brotan hojas simples, con forma aovada a oblonga, glabras en el haz y pubescentes o lisas en envés, cuyos márgenes son crenados o aserrados y con una longitud de 6 a 15 centímetros y ancho de 3 a 8 centímetros.

Las flores son blancas, de unos 2 a 3 centímetros de diámetro, y brotan antes que las hojas, hacia el mes de abril-mayo en el hemisferio norte. No se autopolinizan; esta tarea recae en las abejas, motivo por el cual se deben de plantar más de un ejemplar para conseguir frutos, o injertarlo. Dichos frutos son drupas de color rojizo o negruzco, o rara vez amarillas, con forma globosa u oblonga, que termina de madurar hacia finales de verano/otoño.

¿Qué usos se le da?

Cerezas

El Prunus avium o cerezo tiene varios usos:

  • Ornamental: es un árbol magnífico, que proporciona una muy agradable sombra, además de aportar belleza al jardín o huerto.
  • Gastronomía: sus frutos, una vez maduros, están deliciosos. Tiene un sabor algo ácido, y se consumen frescos o en conserva. Con ellos se prepara también helados, pasteles, y hasta cócteles.
  • Madera: es de color marrón rojizo y dura. Es valorada para hacer instrumentos musicales y ebanistería.
  • Medicinal: ciertos medicamentos se pueden preparar a partir de las cerezas, que tienen propiedades astringentes y diuréticas.

¿Cuáles son los cuidados del cerezo?

Prunus avium en flor
Imagen procedente de Wikimedia/ Konrad Lackerbeck

El Prunus avium es un árbol que ha de estar en el exterior, plantado a ser posible en el suelo, rico en materia orgánica y con buen drenaje. Para que dé una buena cantidad de frutos es muy importante que haya entre 500 y 1300 horas de frío al año, motivo por el cual solo se recomienda su cultivo en climas templados.

Sus raíces no son invasivas, aunque como todo árbol, necesita de espacio para poder crecer. Teniendo en cuenta su tamaño adulto, no se debería de plantar a una distancia inferior a los 7 metros de otras plantas altas ni de las más bajas que quieran sol, pues la copa del cerezo les impediría crecer con normalidad.

El riego debe ser frecuente. Por lo general, necesitará una media de 4-5 riegos a la semana durante el verano, y unos 2-3 por semana el resto del año. Aprovecha la temporada de crecimiento para abonarlo con guano, mantillo o con estiércol de animales herbívoros, y ya verás qué sano lo mantienes 😉 .

Por último, resiste heladas de hasta los -18ºC, pero le perjudican las primaverales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.