Plátano de sombra (Platanus hispanica)

El Platanus hispanica es un árbol caduco

Imagen – Wikimedia/SABENCIA Guillermo César Ruiz

El árbol Platanus x hispanica se planta a menudo en las calles y jardines ya que proporciona una sombra fresca y muy agradable. Además, tiene cierta tolerancia a la contaminación, y puede crecer bien en suelos pobres. Sin embargo, tiene un importante inconveniente y es que su polen es un alérgeno que causa estornudos, picor y lagrimeo a las personas sensibles, motivo por el que si tú eres una de ellas no debes de acercarte a él cuando esté en flor.

Pero, ¿cómo es este árbol? ¿Cuáles son sus características y qué necesita para estar completamente sano?

Origen y características del Platanus x hispanica

El platanus hispanica es un árbol caducifolio

Imagen – Wikimedia/Tiago Fioreze

Se trata de un árbol caducifolio conocido como plátano de sombra o plátano híbrido, el cual podría ser un cruce entre Platanus orientalis y Platanus occidentalis. Alcanza una altura de 20 metros, aunque puede llegar a los 30 metros. Desarrolla un tronco recto y robusto, con la corteza verdosa la cual al desprenderse deja manchas rojizas y amarillentas en la corteza interna.

Las hojas tienen cierto parecido con las de algunos arces, motivo por el que podría confundirse con alguno. Estas son palmadas, con 5 lóbulos cuyos márgenes son dentados. Los nervios son de color verde-amarillento. Miden unos 20 centímetros de largo por 30 centímetros de ancho, y en otoño o invierno -dependerá del clima que haya en la zona- se vuelven amarillas antes de caer al suelo.

Sus flores femeninas y masculinas se encuentran en el mismo árbol, dado que es monoico. Estas se agrupan en inflorescencias y suelen brotar a la vez que las hojas. Los frutos se agrupan en infrutescencias, son redondeados y miden aproximadamente 1-2 centímetros. Estos contienen semillas pequeñas.

¿Qué usos se le da?

Al Platanus x hispanica solo se le da un uso: el ornamental. Es un árbol ideal para tener en jardines grandes, o como parte del arbolado urbano. Proporciona sombra, y como vamos a ver a continuación, no es exigente.

¿Cómo se cuida el plátano de sombra?

Si te gustaría tener un ejemplar de Platanus x hispanica en tu jardín, has de procurar ponerlo en un sitio en el que pueda crecer bien, ya que es un árbol de gran tamaño que solo puede prosperar sin problemas en lugares donde el clima es templado, en el que haya cuatro estaciones diferenciadas.

Ubicación

Dado que es un árbol que se puede llegar a hacer muy grande, es aconsejable plantarlo en el suelo lo antes posible. Así, va a poder crecer y desarrollarse mejor, ya que no va a tener la limitación de espacio que tendría si se quedara en maceta.

Pero además, se ha de colocar en una zona soleada y a una distancia de unos diez metros de las tuberías así como de pavimentos, de lo contrario causaría problemas.

Tierra

Las flores del plátano de sombra son amarillas

Imagen – Flickr/Salomé Bielsa

El plátano de sombra no es exigente; sin embargo, vegetará mejor en suelos fértiles, es decir, en aquellos que sean ricos en materia orgánica. Tolera sin problemas los calizos.

Si se va a tener en maceta, bien sea porque es aún muy joven o porque aún no se dispone de ningún sitio en el jardín donde plantarlo, se puede plantar en una con sustrato de cultivo universal como este. Pero eso sí, dicha maceta ha de tener agujeros en su base para que el agua pueda salir.

Riego

Es un árbol que no resiste la sequía, pero tampoco es uno al que haya que regar con frecuencia. Por lo general, en verano regaremos unas 3 veces a la semana, o 4 si vemos que la tierra se seca con rapidez; y menos el resto del año.

Cada vez que reguemos, echaremos el agua a la tierra hasta que se vea empapada. Con el fin de aprovecharla mejor, si es un árbol que está en el suelo podremos hacer un alcorque -una especie de barrera de poca altura,de unos 5 centímetros o menos- con la misma tierra del jardín alrededor del tronco.

Abonado

No está de más abonar al Platanus x hispanica desde que brotan las hojas en primavera, hasta que termina el verano. Durante ese tiempo está creciendo, y por lo tanto, es cuando necesita más nutrientes. De ahí que sea muy recomendable echarle un poco de estiércol de animales herbívoros en polvo o granulado, siguiendo las instrucciones del envase si las hubiera, o bien echando uno o dos puñados -dependiendo del tamaño de la planta: cuanto más grande, más habrá que echar-.

En el caso de que esté en maceta, será mejor abonarlo con un fertilizante líquido universal (en venta aquí), o bien con un abono natural también líquido como el guano o el extracto de algas siguiendo las recomendaciones del fabricante.

Poda

Si es necesario, puedes podarlo a finales del invierno. Quítale las ramas secas y las que estén rotas, y recorta las que hayan crecido mucho. Pero es importante utilizar herramientas previamente desinfectadas y limpias para evitar la transmisión de enfermedades.

Multiplicación

Se multiplica por semillas y esquejes en primavera.

Rusticidad

Resiste las heladas de hasta los -18ºC.

El plátano de sombra es un árbol grande

Imagen – Flickr/Andreas Rockstein

¿Qué te ha parecido el Platanus x hispanica?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*