Pino carrasco (Pinus halepensis)

El Pinus halepensis es una conífera alta

Imagen – Wikimedia/Christian Ferrer

El Pinus halepensis es una conífera de muy rápido crecimiento que puebla las costas del mediterráneo, mi lugar de origen. Lo he visto formando bosques, creciendo sobre alcantilados, en campos abiertos y como árbol de jardín, y puedo decir sin dudar que es una planta muy adaptable.

Pero siempre, siempre tiene que estar en una zona donde los rayos solares incidan directamente sobre él. Lo necesita. Solo así tendrá oportunidad de crecer rápido y con fuerza.

Características del Pinus halepensis

El pino carrasco es una conífera perenne

Imagen – Wikimedia/Christian Ferrer

El Pinus halepensis, conocido como pino carrasco o pino de Alepo, es una conífera perennifolia que puede llegar a medir 25 metros de altura. Su tronco es recto durante su juventud, pero a medida que van pasando los años tiende a inclinarse (y créeme si te digo que puede hacerlo bastante si la supervivencia depende de ello, volviéndose tortuoso si es necesario).

La copa al principio es redondeada y compacta, y con el tiempo se vuelve irregular. Las hojas son lineares, verdes y con textura algo coriácea las cuales llamamos acículas. Estas se mantienen por muchos meses en la planta, pero cuando llegan al final de su vida se secan y caen, dejando el sitio a las nuevas.

Sus piñas son pequeñas, de unos 5-12 centímetros de longitud, y las produce en gran número en primavera-verano, después de la floración.

¿Dónde se encuentra el pino carrasco?

Es un árbol que vive en la región mediterránea. Es decir, que lo podemos encontrar en España (mitad este peninsular y Baleares), el sudeste y este de Francia, Grecia, Italia, sur de Asia, y llega hasta el norte de África.

Vive desde el nivel del mar hasta los 1600msnm de altitud, en zonas soleadas. Suele formar bosques llamados pinares, aunque también se encuentra aislado.

¿Cuánto vive un pino carrasco?

Sobre los 150-180 años. Es una especie bastante longeva si tenemos en cuenta que suele habitar las regiones áridas, con temperaturas que fácilmente pueden superar los 35ºC y mantenerse por encima de los 20ºC durante varias semanas en verano.

El invierno mediterráneo es suave. Dependiendo de la zona puede haber heladas de hasta los -12ºC, pero cuanto menor sea la altitud más ligeras serán. De hecho, para que te hagas una idea, donde vivo las temperaturas bajan únicamente hasta los -1,5ºC o -2ºC de manera puntual.

¿Cuáles son los usos que se le da?

El Pinus halepensis es una planta que se ha utilizado mucho para reforestar. Gracias a sus largas raíces previene la erosión del suelo, un problema común en aquellas zonas donde el grado de insolación es alto y donde además llueve poco.

Pero también tiene usos como árbol decorativo. En un jardín se planta a menudo como ejemplar aislado o en pequeños grupos. Es muy apreciado como planta urbana, utilizándose incluso para proporcionar sombra a los parques infantiles. También, los que saben, lo trabajan como bonsai.

¿Cómo se cuida el Pinus halepensis?

Si quieres cultivar un pino de Alepo en casa tendrás que tener en cuenta una serie de cosas, pues es un árbol que, si está en el sitio adecuado, va a embellecer mucho la zona; pero si no es así, pueden surgir problemas a medio o a largo plazo.

Ubicación

El pino carrasco tiene que estar en un lugar soleado. Si le da durante todo el día, mejor, sino al menos debería darle medio día. Además, tiene que estar lejos de las tuberías y pavimentos, como mínimo a diez metros.

Pero aún hay más: sus acículas cuando caen al suelo lo acidifican; es decir, que bajan el pH, pues el suyo es muy, muy bajo, de entre 3.2 y 3.8. Esto puede ser un problema para las plantas que solo crecen en suelo alcalino y/o neutro, como el algarrobo, el olivo o almendro. Por eso, no es buena idea ponerlo cerca de ellas.

Riego y abonado

Resiste muy bien la sequía una vez que lleva un año como mínimo en el suelo. Pero mientras tanto, y si se va a cultivar en maceta, se ha de regar unas dos veces por semana durante el verano, y aproximadamente cada 15 días el resto del año.

Por otro lado, si hablamos del abonado podremos aplicarle un poco de guano o estiércol una vez al mes, pero no es obligatorio ni vital para esta conífera.

Tierra

El Pinus halepensis vive en las playas

Imagen – Wikimedia/Christian Ferrer

Prefiere tierras o suelos calizos, aunque crece sin problemas en los arenosos. Soporta los suelos ricos en sales (marinas).

Si se va a cultivar en maceta, se puede optar por sustratos genéricos, que sirven para varios tipos de plantas, como el universal (en venta aquí).

Plantación

El Pinus halepensis se planta en el jardín o a una maceta mayor a lo largo de la primavera. Una vez que el frío ha quedado atrás, se puede proceder a ello. Eso sí, es importante que se extraiga de la maceta solo si ha enraizado bien, esto es, solo si sus raíces asoman por los agujeros del recipiente.

Y es que de lo contrario sufriría daños y podría no superar el trasplante.

Plagas

Su principal enemigo es la procesionaria del pino, pero por suerte se puede combatir con insecticidas ecológicos como el Bacillus thuringiensis (en venta aquí).

Otras plagas menos importantes son Dendrolimus pini, que causa la pérdida parcial de las hojas, o el Tomicus piniperda cuyas larvas excavan galerías en ramas y tronco. Pero ambas se evitan manteniendo al árbol bien cuidado.

Enfermedades

Diversos hongos pueden infectarle, como la Diplodia pinea que causa la muerte prematura de las hojas; o el Lophodermium pinastri que produce bultos o protuberancias negras en las ramas.

Una manera de evitarlos es cultivando al árbol en suelos con buen drenaje, ya que a los hongos les encanta la humedad, y si la tierra absorbe el agua rápido, más difícil será que proliferen. En caso de haber síntomas, se ha de tratar con fungicidas.

Multiplicación

Los conos del Pinus halepensis son pequeños

Imagen – Wikimedia/Jean-Pierre Bazard Jpbazard

Se multiplica por semillas en primavera o incluso se podría en verano, ya que necesitan calor para germinar.

Rusticidad

Soporta hasta los -12ºC. Tampoco le perjudican las temperaturas de hasta los 40ºC.

¿Qué te ha parecido el Pinus halepensis?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.