Pachira (Pachira aquatica)

La pachira es un árbol ornamental

Imagen – Flickr/Roberto Castro-Cortes

La pachira es un árbol tropical que en España solemos cultivar en interior, debido a su nula resistencia al frío. Sin embargo, es importante saber que se trata de una planta que puede superar con creces los diez metros de altura, así que si queremos tenerla en casa nos veremos obligados a podarla si no queremos que toque el techo.

Pero cuando el clima es tropical, es decir, cálido durante todo el año, interesa más tenerlo en exterior, plantado en un jardín puesto que no es un árbol al que le guste demasiado estar en maceta.

¿Qué es la pachira?

La pachira es un árbol grande

Imagen – Wikimedia/mauroguanandi

La pachira, llamada también castaño de Guayana, es un árbol perennifolio nativo desde América Central hasta el norte de Sudamérica. Alcanza una altura de 20 metros, y desarrolla una copa densa de entre 4 y 5 metros de ancho compuesta por hojas palmadas con 5-9 foliolos de color verde y textura coriácea.

Sus flores son amarillas y rosas, y pueden medir unos 30 a 35 centímetros de largo. Una vez son polinizadas, los frutos, que terminarán siendo cápsulas duras de color marrón, empiezan a madurar. Las semillas son redondas, marrones, y miden 1-1.5 centímetros.

¿Qué usos se le da?

El castaño de Guayaba se usa como planta ornamental, tanto en interior como fuera de casa. En climas fríos o templados, es uno de los árboles de interior más queridos, ya que sus enormes hojas dan un toque tropical a cualquier habitación. Pero, ¿a que no sabías que tiene otros usos?

Los frutos se pueden consumir crudos, recién cogidos del árbol, o bien cocidos. Los que han tenido ocasión de probarlos dicen que su sabor se parece al de los cacahuetes. Además, también se muelen para hacer una harina, la cual sirve para elaborar pan.

Por último y no menos importante, como curiosidad has de saber que es una especie protegida en México.

¿Cuáles son los cuidados de la Pachira aquatica?

La pachira es un árbol exótico, tropical, que requiere de unos cuidados mínimos para estar precioso. Por este motivo, vamos a explicar cuáles para que puedas mantenerlo durante mucho tiempo:

¿Dónde colocar la pachira?

La respuesta a esa pregunta va a depender del clima que haya en nuestra zona. Al ser tropical, es muy sensible al frío, por lo que si las temperaturas bajan de los 15ºC tendremos que tenerla en interior, como mínimo durante el invierno, aunque es posible tenerla durante todo el año. Se pondrá en una habitación en la que haya mucha luz, sin corrientes de aire, y con una humedad ambiental o relativa alta; si es baja, es decir, si es inferior al 50%, se tendrán que rociar las hojas con agua a diario.

Pero si las temperaturas se mantienen por encima de los 15ºC siempre, entonces podremos llevarla al exterior, por ejemplo en el patio o terraza, o mejor aún, al jardín, donde se verá estupenda como ejemplar aislado, en una zona soleada.

¿Cómo se riega una pachira?

La pachira es un árbol frutal

Imagen – Wikimedia/Forest & Kim Starr

Aunque su apellido es »aquatica», cuando el clima es templado no podemos tratarla como si fuese una planta acuática, ya que si lo hiciéramos la perderíamos pronto. Por eso, tenemos que dejar que la tierra se seque un poco antes de volver a regarla.

Por consiguiente, aconsejo regar cada 2-4 días en verano, y menos en invierno. De todas formas, si tienes dudas, es preferible que no riegues hasta que no pasen u par de días más. Si la tienes en maceta, puedes saber si necesita más agua si la coges después de regar, y de nuevo pasados unos días, ya que la tierra cuando está seca pesa mucho menos que cuando está húmeda.

¿Se ha de tener en maceta o en el suelo?

De nuevo, dependerá de las temperaturas que haya en el lugar donde la cultivemos, así como si tenemos jardín o no. Lo más recomendable, tratándose de un árbol que puede medir 20 metros de altura, es plantarlo en el suelo lo antes posible, pero esto solo es viable si el clima es tropical, es decir, si no se registran heladas nunca y las temperaturas son elevadas, por encima de los 15ºC.

En el resto de casos, como ocurre por ejemplo en gran parte de España, no nos queda más remedio que tener la pachira en maceta. Ahora bien, si queremos disfrutarla en el jardín, aunque sea solo unos meses, podemos plantarla con la maceta en el suelo, y sacarla cuando llegue el frío.

¿Qué tierra necesita?

La pachira necesita tierra fértil, esponjosa y ligera. Por eso, si va a estar en maceta se debe de ponerle sustratos de buena calidad, que aunque pueden ser un poco más caros que los convencionales, nos servirán para que nuestra planta crezca con una mejor salud. Por ejemplo, tenemos marcas como BioBizz, Fertiberia o Flower, que elaboran sustratos muy, muy buenos, que no se encharcan con facilidad y que permiten a las raíces desarrollarse normalmente.

Si va a estar en el jardín, se debe plantar en suelos ricos en materia orgánica, y que tengan buen drenaje para que el agua sea absorbida con rapidez.

¿Qué maceta es la más adecuada?

Cualquiera que tenga agujeros en su base y sea unos 5 a 10 centímetros más grande que la que tiene en estos momentos servirá. El material con el que esté fabricada no importa mucho, ya que tanto si es de plástico como si es de barro la pachira puede estar perfecta, aunque sí es cierto que si es de barro las raíces van a poder »agarrarse» mejor, algo que influye en el crecimiento pero que realmente no se ve mucho a simple vista a no ser que puedas compararla con otra que esté creciendo en una de plástico.

¿Cuándo hay que trasplantar a la pachira?

Si está en maceta, se hará nada más comprarla siempre que sea primavera, y volveremos a hacerlo cada vez que le salgan las raíces por los agujeros de drenaje. Y si queremos plantarla en el jardín, lo haremos en primavera-verano, cuando las temperaturas superen los 18ºC de mínima.

¿Cuándo y cómo se poda?

La Pachira se puede tener en maceta

Imagen – Wikimedia/DC

Si vamos a tenerla en maceta durante toda su vida, bien porque queremos o porque no nos queda más remedio que tenerla dentro de casa si nos gustaría que sobreviviese al invierno, tendremos que podarla de vez en cuando, en primavera. Mientras sea joven y mida como máximo 1’5-2 metros de alto, no será necesario hacerle nada. Pero cuando empiece a superar esa altura, aconsejo pinzar las ramas.

El pinzado es un tipo de poda que consiste en eliminar las hojas más nuevas. Con esto se consigue que la planta ramifique más. Y una vez que esas ramas ya hayan terminado su desarrollo, podremos empezar a darle forma a la copa, recortándolas para que se vea natural, con forma ligeramente redondeada.

De todos modos, hay que tener paciencia. Siempre va a ser mucho mejor podar un poquito cada vez, que eliminar ramas enteras de una sentada, pues en este último caso se corre el riesgo de perder la planta.

¿Cuáles son las enfermedades de la Pachira aquatica?

No es una planta que suela enfermar, excepto que se riegue más de la cuenta, en cuyo caso al tener la tierra muy húmeda y durante demasiado tiempo los hongos patógenos podrían causarle muchos daños, como pudrición de las raíces y/o manchas marrones en las hojas. Si se sospecha de que pueda estar enferma, o de haberla regado en exceso, aconsejamos aplicarle un fungicida sistémico en spray lo antes posible, con el fin de evitar que su salud empeore. Asimismo, se ha de regar con menos frecuencia.

Ahora bien, sí que puede tener plagas, como araña roja, pulgones y cochinilla, especialmente la cochinilla algodonosa. Estas las encontraremos en el envés de las hojas, pero podemos eliminarlas limpiando estas con agua y jabón neutro, o con un insecticida o acaricida específico.

¿Qué te ha parecido la pachira?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

bool(true)