Liquidambar styraciflua

Las hojas del liquidambar son caducas
Imagen procedente de Wikimedia/Frank Vincentz

El Liquidambar styraciflua es un árbol precioso. Tiene un porte muy elegante, con su tronco recto, y una copa formada por numerosas hojas que se vuelven de un llamativo color rojo durante el otoño.

Además, es una planta que en cultivo no es especialmente difícil de mantener, aunque eso sí, para que esto se cumpla el clima debe de acompañar.

¿Cuál es el origen y las características del Liquidambar styraciflua?

El liquidambar es un árbol ornamental
Imagen procedente de Wikimedia/Famartin

Se trata de un árbol caducifolio conocido por los nombres comunes o populares liquidámbar o liquidámbar americano para diferenciarlo de otros del género. Crece de forma natural en el este de América del Norte, desde el nivel del mar hasta los 800 metros de altitud.

Crece hasta los 20, máximo 35 metros, si bien se han encontrado ejemplares de 41 metros. Su tronco es casi como un pilar, con un diámetro que puede superar los 2 metros. Las hojas son palmadas, de 7 a 21 centímetros, con cinco lóbulos, y de color verde excepto antes de caer que se vuelven de color rojizo.

Es una especie monoica. Las flores masculinas forman racimos pedunculados de 3 a 6 centímetros de largo, y las femeninas son péndulas. Ambas son verdes. El fruto es también péndulo, seco y globoso, con un diámetro de 2,5 a 4 centímetros, y protege numerosas semillas aladas, de 1 centímetro y negruzcas.

¿Qué usos se le da?

Los frutos del liquidambar son globosos
Imagen procedente de Wikimedia/Luis Fernández García

El liquidámbar es un árbol que se usa mucho como planta de jardín, sea privado o público. Es estupendo como ejemplar aislado, pero también se ve estupendo en grupos o alineaciones. En este sentido, es buen árbol para tener como seto alto. Pero también hay que decir que hay quien se anima a trabajarlo como bonsái.

Sin embargo, no es el único uso que se le da. Los nativos americanos usan su resina, corteza y raíz para frenar la diarrea, tratar problemas leves de la piel, e incluso para aliviar la fiebre o como sedante.

¿Cuáles son los cuidados que hay que darle al liquidámbar americano?

Imagen procedente de Wikimedia/Frank Vincentz

El liquidámbar es un árbol que ha de cultivarse en el exterior desde el primer momento. Es una planta que debe sentir el paso de las estaciones para poder crecer y estar bien, por este motivo, solo se recomienda cultivar en climas templados, donde los veranos sean suaves y los inviernos fríos con nevadas.

Puede crecer en maceta durante un tiempo, pero es necesario que el sustrato a utilizar sea uno adecuado para plantas acidófilas, con un pH entre 4 y 6. Si optas por plantarlo en el jardín, también deberá de tener un pH bajo, puesto que en suelos arcillosos sus hojas se volverán cloróticas como consecuencia de la falta de hierro. Asimismo, la tierra tiene que ser rica en materia orgánica y tener muy bien drenaje.

El liquidambar es un árbol caducifolio
Imagen procedente de Wikimedia/Krzysztof Ziarnek, Kenraiz

Si hablamos del riego, este deberá de ser moderado; es decir, evitando que la tierra se seque del todo. Recuerda usar agua de lluvia o sin cal por el mismo motivo mencionado arriba. Abónalo de vez en cuando con abonos orgánicos.

Para acabar, debes saber que es un árbol que resiste hasta los -18ºC.

2 comentarios en “Liquidambar styraciflua”

  1. Buenas tardes!, hemos plantado dos liquidámbar en la primavera del 2019, arboles de casi dos metros de altura , bastantes frondosos y en el verano los atacaron las hormigas casi los pelaron, las combatimos un poco con una cera vegetal que se la poníamos en los troncos, pero asimismo las hormigas se subían por la estructura de hierro que les pusimos como protección. Los plantamos en una plaza que tenemos enfrente de nuestra casa.
    Saben con que podemos combatir las hormigas, de forma mas natural?

    1. Hola Andrea.

      Un remedio natural y muy eficaz es frotar los troncos con limón. El fuerte olor disgusta enormemente a las hormigas, por lo que no se acercarán a los árboles.

      De todas maneras, estos insectos suelen aparecer cuando las plantas tienen pulgones. Estos son muy pequeñitos, de unos 0,5cm de largo, y pueden ser verdes, marrones, negros. Se alimentan de la savia que chupan de las hojas y de los capullos florales.

      Por fortuna, también se pueden eliminar, o cuanto menos controlar, con un remedio que no afectará ni a los árboles ni al medio ambiente, solo a los pulgones: las trampas cromáticas para pulgones, que son de color amarillo. Se cuelgan algunas en las ramas, y ellas harán el resto. En cuanto un pulgón se quede pegado a la trampa, ya no podrá escapar.

      Saludos!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.