Limonero (Citrus x limon)

El limonero es un frutal perennifolio

El limonero es un frutal que se planta mucho en huertos, pero también se cultiva con frecuencia en maceta. Es uno de los cítricos más altos, pero también uno de los más productivos. Aunque sus frutos tienen un sabor muy ácido, y por lo tanto desagradable para algunas personas, su jugo se emplea como ingrediente para dar sabor a algunas recetas, como la paella.

Soporta muy bien el frío, si bien necesita protección contra las heladas, especialmente si son intensas. Por eso, en climas donde las temperaturas bajan de los 0 grados se comporta como una especie exigente, pero en cambio en los sitios más cálidos, es algo más fácil de cuidar.

¿Qué es el limonero?

El limonero es un frutal perennifolio

El limonero o citrón es un árbol o arbolito perennifolio que crece entre los 3 y 6 metros de altura. Se trata de un híbrido entre Citrus medica (el cidro) y Citrus aurantium (naranjo amargo, que se usa a veces como árbol urbano). Desarrolla una copa ancha, de unos 2 metros, abierta y muy ramificada.  Sus hojas son simples, enteras, de unos 10 centímetros de largo por 5 centímetros de ancho, y de color verde brillante.

Las flores son blancas, muy pequeñas y aromáticas. Reciben el nombre de flores de azahar, al igual que las del naranjo dulce (Citrus x sinensis). Y el fruto es una baya con hasta 18 gajos. No suele tener semillas, pero si las tuviera, serían ovoides, pequeñas de más o menos un centímetro, y de color amarillento.

Variedades de limones

¿Quieres conocer los tipos de limoneros que más se cultivan en España? Aquí tienes una lista:

  • Eureka: tiene la piel delgada y lisa, y su sabor es muy ácido. No suele tener semillas.
  • Fino: la piel también es fina, pero su sabor es más agradable y contiene más zumo que el Eureka. Eso sí, por lo general tiene semillas, aunque pocas.
  • Limonero 4 estaciones: es uno de lo más apreciados, ya que como su nombre indica, produce limones durante casi todo el año (mínimo 8 meses). El sabor es muy ácido, y tanto las hojas como las flores y los frutos emiten un aroma dulce muy agradable.
  • Verna: es un tipo de limón de gran tamaño, con la piel dura y rugosa pero con la pulpa muy tierna.

¿Para qué sirve?

El limonero se usa tanto como árbol ornamental, como en la cocina. Queda muy bonito en jardines, huertos, patios y terrazas, en macetas y en el suelo. Además, aporta color, una sombra bastante interesante, y también, aroma.

Los frutos se exprimen para sacarles el jugo, el cual aporta sabor a muchas recetas, como los platos de arroz o fideos.

¿Cómo cuidar un limonero?

El limonero puede estar en el suelo

El limonero es un frutal que no requiere de muchos cuidados realmente. Sin embargo, es importante que no le falte agua ni nutrientes para que pueda crecer en condiciones. Estos son los que deberemos de proporcionarle:

Ubicación

Es un cítrico, y como tal, debe de estar en un lugar soleado. No es planta para cultivar en sombra, ni tampoco en interiores donde no hay luz directa. Pero además de eso, es conveniente saber que sus raíces no son agresivas, pero no le puede faltar espacio para crecer.

Así, si se va a tener en el huerto o en el jardín, ha de plantarse por lo menos a un metro de la pared, ya que de lo contrario su tronco crecería inclinado hacia delante. Y si se va a tener en maceta, se ha de ir trasplantando a una cada vez más grande cada 2 o 3 años.

Tierra

  • Jardín: crece en suelos ricos, bien drenados, y con un pH entre 4 y 7. Tolera los suelos arcillosos, pero en caso de plantarse en uno así, no está de más abonarlo de vez en cuando con un abono para plantas ácidas con el fin de evitar que sus hojas se vuelvan cloróticas.
  • Maceta: puedes usar sustrato para cítricos como este, o uno de cultivo universal de buena calidad como el de Flower que puedes comprar aquí o Fertiberia.

Riego

El Citrus x limon no tolera la sequía, pero tampoco el exceso de agua. Es importante que se riegue con regularidad, cada vez que la tierra se vaya secando, y siempre teniendo presente que en caso de problemas, siempre va a ser más fácil recuperar un limonero seco que uno que se está ahogando, ya que solo habrá que hacer una cosa: echarle abundante agua.

Por eso, para evitar llegar a esos extremos, puede ser muy útil el uso de un medido de humedad de la tierra, pues solo con introducirlo en la misma veremos si está seca o húmeda. Pero eso sí: si está plantado en el suelo, será más conveniente introducir un palo delgado de madera que sea largo, al menos de 40 centímetros, pues es un método más fiable. Y es que si la tierra está húmeda, se notará rápido viendo y tocando el palo; y lo mismo si está seca.

Abonado

La flor de limonero es blanca

El limonero, y los cítricos en general, suelen tener problemas de falta de hierro y/o manganeso, de ahí que puedan acabar con las hojas amarillas con demasiada facilidad cuando se plantan en suelos arcillosos y/o se riegan con un agua alcalina. Por eso, abonarlos con un fertilizante específico para cítricos siguiendo las indicaciones del envase puede ayudar, y mucho, a evitar que se vuelvan cloróticos.

Ahora bien, si la tierra y el agua de riego son las adecuadas, se aconseja más usar abonos orgánicos, como el guano o el estiércol.

Multiplicación

Es un árbol que se multiplica por semillas en primavera-verano, esquejes a finales del invierno/primavera e injertos en primavera.

Poda

Se ha de podar a finales del invierno, pero solo si es necesario. Es decir, un arbolillo joven que mide apenas 1 metro de altura, no hay que podarlo porque se debe dejar crecer si se quiere que forme por sí solo una copa más o menos ancha.

Pero si es un ejemplar maduro, que tiene ramas secas, enfermas, débiles o demasiado largas, entonces sí. Para ello, se usarán tijeras de poda de yunque para las ramas tiernas, y una sierra de mano pequeña si son leñosas y gruesas.

De todas formas, es importante decir que la mejor poda es aquella que no se nota. Por eso, hay que evitar la eliminación de ramas principales, y el aclareo excesivo de la copa.

Plagas

Puede tener varias:

  • araña roja: es un ácaro rojo que se alimenta de las savia de las hojas, y que además tiene la capacidad de tejer telarañas. Se combate con acaricidas.
  • cochinilla algodonosa: es un parásito que recuerda a una bolita de algodón, que se adhiere al envés de las hojas, desde donde se alimenta. Puede eliminarse con tierra de diatomeas (puedes comprarla aquí), o con un insecticida anti-cochinillas o polivalente, como este.
  • minador del limonero: son larvas que excavan galerías en las hojas. se elimina aplicando un antiminador de cítricos.
  • pulgones: al igual que la cochinilla, son parásitos que absorben la savia de las hojas, pero también de flores y frutos. Pueden controlarse con trampas adhesivas amarillas, como estas.

Enfermedades

Las más comunes son:

  • alternariosis: es una enfermedad producida por un hongo, la Alternaria. Aparece cuando se riega demasiado, o cuando el suelo tiene demasiada humedad. Hay que tratar con fungicida sistémico.
  • exocortis: es un viroide que causa grietas y escamas en el tronco, así como enanismo en los tallos tiernos. No existe tratamiento.
  • penicillium: está causado por el hongo Penicillium italicum, el cual provoca la pudrición de los frutos. También se ha de aplicar fungicida.
  • psoriasis: es un tipo de virus que produce el desprendimiento de la corteza e incluso gomosis.
  • virus de la tristeza: es una enfermedad vírica que causa el rápido amarilleo de las hojas, las cuales terminan cayendo. La suelen transmitir los pulgones, por eso es conveniente realizar tratamientos periódicos para prevenirlos y/o eliminarlos.

Rusticidad

Soporta el frío, así como las heladas de hasta los -4ºC sin sufrir daños.

Los limones son amarillos

¿Qué te parece el limonero?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*