Ginkgo biloba

El ginkgo es un árbol caducifolio

El Ginkgo biloba es un fósil viviente, ya que empezó su evolución hace unos 250 millones de años. Es la única especie del género que ha llegado hasta nuestros días, y es espectacular. A pesar de que tiene un ritmo de crecimiento bastante lento, no se trata en absoluto de una planta exigente.

A menudo se cultiva en los jardines, plantado como ejemplar aislado, aunque también hay quien logra trabajarlo como bonsái, llegando a crear auténticas maravillas.

¿Cuál es el origen y las características del Ginkgo biloba?

El Ginkgo es un árbol grande
Imagen procedente de Wikimedia/AlixSaz

Es un árbol conocido como nogal del Japón, árbol de vida, ginkgo, o árbol de los cuarenta escudos del que se cree que es originario de Asia, en concreto de China. Su nombre científico es Ginkgo biloba.

Si nos centramos en sus características, estamos hablando de una planta caducifolia con porte algo piramidal que alcanza una altura de 35 metros. Su tronco forma un pilar sólido y prácticamente recto, con corteza pardo grisácea o pardo oscura dependiendo del ejemplar, y con surcos y hendiduras.

La copa es estrecha, compuesta por ramas de las que brotan hojas de entre 5 y 15 centímetros, con forma de abanico, y de color verde. En otoño se vuelven amarillentas antes de caer si el clima es templado o templado-frío.

Durante la primavera florece. Las flores pueden ser femeninas o masculinas, apareciendo en ejemplares separados. Las primeras se agrupan en número de 2 o 3, y son verdes; en cambio, las segundas son amentos cilíndricos de color amarillo. Si las femeninas logran ser polinizadas por las masculinas, producirán una semilla marrón-amarillenta que pasará a ser verde-grisácea al madurar, y que emitirá un olor desagradable si se abre.

Tiene una esperanza de vida de unos 2500 años.

Cultivares

En la actualidad se han desarrollado varios cultivares, entre los que destaco:

  • Fastigiata: las hojas son de color verde azulado, y crece hasta los 10 metros de altura.
  • Otoño dorado: las hojas se vuelven de color amarillo dorado en otoño, y el árbol no supera los 3 metros de altura.
  • Tit: las hojas son irregulares.
  • Troll: las ramas no crecen mucho, llegando incluso a quedarse cerca del suelo. Crece hasta los 1-1,5 metros de altura.

¿Qué usos se le da?

El ginkgo en otoño se vuelve amarillo

Al Ginkgo biloba se le da un uso, sobre todo, ornamental. Como ejemplar aislado o en alineaciones queda muy, muy bonito. Eso sí, no lo recomendaría como árbol para tener en las calles, ya que necesita mucho espacio para poder crecer (a menos que se elija un cultivar enano); en cambio, para un parque o jardín, es sin duda interesante si el clima acompaña. También se cultiva como bonsái.

Otro de los usos que se le da es el medicinal, en particular para tratar los casos de demencia senil, Alzheimer y Parkinson. De todos modos, no se debe iniciar ningún tratamiento sin antes haber consultado con un médico, ya que además un estudio publicado en la revista The Lancet en el 2012 demostró que la eficacia del ginkgo como preventivo no era superior a la que tiene el placebo (puedes consultarlo pinchando aquí).

¿Cuáles son los cuidados que hay que darle al árbol de los cuarenta escudos?

Las hojas del Ginkgo son caducas

Para tenerlo en buenas condiciones es importante que se cultive en el exterior. Es una planta que debe sentir el viento, el sol, las variaciones de temperatura que se van produciendo a lo largo del tiempo, etcétera. Asimismo, es muy recomendable que se plante en el jardín lo antes posible, ya que aunque crece lento, es un árbol que puede llegar a ser grande.

Pero si se quiere, se puede tener en maceta durante muchos años, siempre que esta tenga agujeros en la base, y que se utilice sustratos que absorban y drenen rápido el agua. Por ejemplo, una buena mezcla sería 70% de mantillo + 30% de perlita.

En cuanto al riego, deberá de ser moderado. En general hay que evitar que la tierra se seque del todo, puesto que no resiste la sequía, por lo que si el verano es cálido (30ºC o más de máxima, y 20ºC o más de mínima) y muy seco, lo más probable es que tengas que regarlo unas 3-4 veces por semana. El resto del año los riegos serán más espaciados.

Durante la temporada vegetativa del árbol, esto es, desde primavera hasta finales del verano, es recomendable abonarlo con compost u otro tipo de abono de origen orgánico.

Para acabar, debes saber que resiste las heladas de hasta los -18ºC. Sin embargo, no vivirá en lugares donde la temperatura se mantiene siempre por encima de los 0 grados.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.