Árbol de las pelucas (Cotinus coggygria)

El cotinus coggyria es un árbol pequeño

Imagen – Wikimedia/Joanna Boisse

El Cotinus coggygria es un árbol relativamente pequeño que produce unas flores curiosas, tanto que recibe el nombre de árbol de las pelucas ya que la inflorescencia se asemeja a estas. Además, es una planta que bien te puede servir para decorar la terraza como para crear un seto bajo o mediano en el jardín. Tolera bastante bien la poda, motivo por el que también es una especie interesante para los aficionados y amantes del bonsái.

Y por si fuera poco, hablamos de un árbol que se adapta bien a vivir en distintos climas, desde los templados hasta los subtropicales. Necesita que los inviernos sean frescos para saber cuándo reposar, por eso, no sería viable cultivarlo en una zona donde las temperaturas se mantienen elevadas durante todo el año.

Características del árbol de las pelucas

El árbol de las pelucas es una planta pequeña

Imagen – Wikimedia/Uebermut57

Nuestro protagonista es un árbol caducifolio que alcanza una altura de 5 a 7 metros cuyo nombre científico es Cotinus coggygria. Es nativo del sureste de Europa, aunque también se encuentra en Asia. Sus hojas son ovales, miden entre 3 y 8 centímetros, y son de color verde o rojizas, dependiendo de la variedad. En otoño pasan a ser amarillentas o escarlatas.

Florece en primavera, produciendo flores amarillas que se agrupan en una inflorescencia de hasta 30 centímetros de largo. Y sus frutos son drupas de unos 2 milímetros que maduran a lo largo del verano.

¿Qué usos se le da?

Al Cotinus coggygria solo se le da un uso, el ornamental. Se planta en los jardines, se cultiva en macetas e incluso se puede trabajar como bonsai. Además, es posible tenerlo como arbusto o como arbolito, ya que es una planta que se recupera bien de las podas siempre que se hagan a finales del invierno y con herramientas previamente desinfectadas.

¿Cómo se cuida el Cotinus coggygria?

Es una planta que se cuida muy fácilmente. No requiere de ninguna atención especial, aunque sí que es recomendable que se tengan en cuenta los consejos que vamos a ofrecerte a continuación:

Ubicación

Ha de estar al aire libre, ya sea en el jardín o en maceta, y además es importante que le dé el sol, al menos unas horas al día, de lo contrario no podrá tener un desarrollo normal y se terminará debilitando.

Sus raíces no son invasivas, por lo que en caso de querer plantarlo en el suelo, podrás ponerlo cerca de otras plantas o incluso de suelos con pavimentos blandos.

Tierra

El árbol de las pelucas puede tener hojas rojas

Imagen – Wikimedia/阿橋 HQ

  • Jardín: es una planta que crece en suelos con materia orgánica, y bien drenados.
  • Maceta: si quieres tenerlo en una, puedes llenarla de tierra de cultivo universal, como el de las marcas BioBizz o Flower. Otra opción es hacer tú mismo la siguiente mezcla: 60% turba + 30% perlita + 10 humus de lombriz.

Riego

El riego tiene que ser moderado. Esto significa que si por ejemplo el clima es muy cálido y seco, teniendo en cuenta que la tierra va a perder humedad con rapidez y que el árbol estará creciendo, habrá que procurar regar unas dos, tres o cuatro veces por semana, dependiendo del tiempo que tarde en secarse la tierra.

Por el contrario, durante los meses más frescos o fríos, habrá que hacerlo con una frecuencia menor, ya que si continuásemos regando 3 o 4 veces por semana en invierno, seguramente pudriríamos las raíces. De hecho, en esa estación, puede que no haya que regar, o que haya que hacerlo muy poco dependiendo del clima de la zona, y es que si llueve no será necesario hidratarlo.

Abonado

El árbol de las pelucas se puede abonar en temporada de crecimiento, es decir, en primavera y verano. Asimismo, es posible seguir haciéndolo hasta el otoño si las temperaturas en esa estación son suaves y aún no se producen heladas. Para ello, se usarán abonos de origen natural y/o ecológicos, como el guano, el estiércol o el humus de lombriz. En caso de tenerlo en maceta, será muy aconsejable usar abonos o fertilizantes líquidos para que las raíces puedan absorber los nutrientes con más rapidez.

Multiplicación

El Cotinus coggygria es un árbol o arbolito que se multiplica por semillas sembrándolas en macetas con tierra para semilleros, y esquejes semileñosos en primavera. De hecho, puedes aprovechar algunos restos de poda para conseguir nuevos ejemplares. Impregna la base con hormonas de enraizamiento (como estas de aquí) y plantándolos luego en recipientes con orificios de drenaje con, por ejemplo, vermiculita o fibra de coco (en venta aquí). En un par de semanas, si todo va bien, empezarán a enraizar.

Poda

La poda se hará a finales del invierno o a comienzos de primavera si es un ejemplar joven que aún no ha florecido, de lo contrario se recomienda esperar a que las flores se marchiten. Cuando llegue el momento, se eliminarán las ramas que estén rotas y secas, y si se quiere también si es necesario se quitarán aquellas que estén brotando de la mitad inferior del tronco para darle forma de árbol.

Rusticidad

Soporta muy bien las heladas y nevadas, pudiendo aguantar temperaturas de hasta los -18ºC sin problemas.

El cotinus coggygria es caduco

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

¿Qué te ha parecido el árbol de las pelucas? ¿Lo conocías?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*