Chorisia speciosa (Ceiba speciosa)

La Chorisia speciosa es un árbol caducifolio

Imagen – Wikimedia/Zeynel Cebeci

La Chorisia speciosa es un árbol muy cultivado en las regiones templadas, ya que sus flores son vistosas. Si bien puede llegar a alcanzar un gran tamaño, esto no tiene por qué ser negativo pues proporciona buena sombra.

Además, crece bastante rápido, aunque no te preocupes: no es una especie con potencial invasor ni mucho menos, pero sí que deberás de reservarle su espacio para que pueda desarrollarse con normalidad.

Origen y características de la Chorisia speciosa

La Chorisia speciosa es un árbol grande

Imagen – Wikimedia/Nsaum75

La Chorisia speciosa, llamada ahora Ceiba speciosa, es un árbol de hoja caduca que crece de forma natural en Sudamérica, en concreto en las selvas tropicales y subtropicales. Es una planta que puede crecer entre 10 y 20 metros de altura, y que tiene un característico tronco verde el cual se ensancha en el tercio inferior, y el que puede estar protegido por fuertes y grueso aguijones de forma cónica. Además, al tener clorofila es capaz de continuar realizando la fotosíntesis cuando las hojas faltan.

Dicho follaje brota de ramas casi horizontales, y están compuestas por 5-7 folíolos de color verde. Las flores brotan en primavera, miden entre 10 y 15 centímetros de diámetro, y tienen cinco pétalos de color rosa. El fruto es una vaina leñosa con forma ovoide la cual mide 20 centímetros de largo. Y las semillas son redondeadas, de aproximadamente un centímetro y de color oscuro.

Popularmente se la conoce como árbol botella, árbol orquídea, palo borracho, palo rosado o árbol de la lana, y se cultiva mucho en las regiones con clima tropical, subtropical y templado cálido.

¿Qué usos se le da?

Se trata de un árbol que tiene varios usos, los cuales son:

  • Ornamental: sin duda es el principal. La Chorisia speciosa es una planta que se planta a menudo en los jardines, como ejemplar aislado. En algunos países se tiene incluso en las calles urbanas.
  • Fibra de los frutos: se usa para rellenos, embalajes, papel o cuerdas.
  • Bebidas alucinógenas: el aceite que se extrae de las semillas se añade a la bebida ayuahuasca.

¿Cuáles son los cuidados que hay que darle a la Chorisia speciosa?

El tronco de la Chorisia speciosa es espinoso

Imagen – Flickr/Vince Alongi

Cultivar una Chorisia speciosa en el jardín es una experiencia que no olvidas. La planta crece a buen a ritmo, y aunque sea joven en cuanto menos te lo esperas florece. Además, tolera las temperaturas altas (de hasta los 38ºC) si dispone de agua, y no le perjudican demasiado las heladas débiles. Así pues, veamos cómo se ha de cuidar el palo borracho:

Ubicación

Es un árbol que por su tamaño y sus propias necesidades como especie tiene que estar ubicado en el exterior. Es necesario que le dé el sol desde su juventud, pues si no lo hace no va a crecer como esperamos que lo haga. También es importante que esté a unos cinco metros como mínimo de muros y tuberías.

Asimismo, es muy recomendable plantarlo en suelo en cuanto mida como mínimo unos 50 centímetros de altura. De esta manera, va a poder tener un correcto desarrollo.

Tierra

  • Maceta: si vas a tenerlo en una maceta durante un tiempo, es aconsejable rellenarla con un sustrato de calidad, que contenga turba o mantillo, algún abono orgánico como humus de lombriz, y perlita o similar para mejorar el drenaje. Por ejemplo, el sustrato universal que venden aquí es muy bueno, ya que retiene la humedad pero a su vez permite a las raíces respirar con total normalidad.
  • Jardín: no es exigente. He visto chorisias crecer en suelo arcilloso, con tendencia a compactarse. De todos modos, es preferible que la tierra sea ligera para que el árbol pueda enraizar bien.

Riego

La Chorisia speciosa es una planta que realmente no necesita mucha agua si está plantada en el suelo. Solo si el clima es muy seco y durante el verano tendremos que estar pendientes y regar unas 2 o 3 veces por semana. 

En el caso de que se cultive en maceta, como el sustrato se seca con más rapidez, habrá que echarle agua más seguido y durante todo el año. Pero es importante que no se riegue en exceso, puesto que de hacerlo las raíces se ahogarían.

Abonado

Al palo borracho hay que abonarlo mientras esté creciendo, que es desde primavera hasta verano. Especialmente si está creciendo en maceta, es muy interesante aplicarle mantillo, guano u otro abono de origen orgánico.

También puedes usar fertilizantes, pero de ser así es especialmente importante que sigas las indicaciones del envase ya que de lo contrario habría un riesgo alto de sobredosis.

Multiplicación

Las semillas de la Chorisia speciosa son redondeadas

Se multiplica por semillas y esquejes en primavera-verano. Las semillas se siembran en macetas individuales, a ser posible más profundas que anchas, con tierra para semilleros, y se dejan en un lugar soleado. Una vez que se mantiene el sustrato húmedo, germinan al cabo de una semana aproximadamente.

Los esquejes se toman en primavera, y han de ser semileñosos. Para que enraícen es aconsejable impregnar la base con hormonas de enraizamiento en polvo, y plantarlos en macetas con vermiculita. Luego, se ponen en semisombra.

Trasplante

Durante la primavera será un buen momento para plantarlo en el jardín. Si está en maceta, hay que cambiarlo cada 3 años.

Rusticidad

La Chorisia speciosa resiste las heladas de hasta los -4ºC.

¿Qué te ha parecido este árbol?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.