Brachychiton acerifolius

Las flores del Brachycchiton acerifolius son rojas
Imagen procedente de Wikimedia/Bidgee

El Brachychiton acerifolius es un árbol que se cultiva por su belleza. Durante la primavera brotan de sus ramas racimos de pequeñas pero numerosas flores de un color rojo que es imposible de ignorar, y además, a esta magnífica característica tenemos que sumarle que es una planta cuya copa se mantiene siempre con hojas, solo pierde una parte de ellas en invierno.

No lo recomiendo para tener en macetas, ya que como ahora te voy a contar, es una especie relativamente grande, pero en un jardín va a quedar estupendo.

¿Cuál es el origen y las características del Brachychiton acerifolius?

Las hojas del Brachychiton acerifolius son lobuladas
Imagen procedente de Wikimedia/VortBot

Se trata de un árbol semi-perennifolio nativo de Australia conocido popularmente por el nombre de árbol de fuego illawarra. Crece hasta los 15 metros a buen ritmo, desarrollando una copa densa formada por hojas lobuladas y glabras. Parte de estas caen en la estación seca si el clima es tropical o subtropical, o en invierno si es templado.

En primavera es cuando verás que brotan sus flores, las cuales son de color rojo-escarlata, y tienen forma de campanitas. Sus frutos son anchos, de color pardo oscuro, y secos. Miden unos 10 centímetros de largo por 1 centímetro de diámetro, y contienen semillas amarillas aptas para consumo humano.

¿Qué usos se le da?

El Brachychiton acerifolius es un árbol grande
Imagen procedente de Flickr/John

Como decía, es un árbol utilizado, sobre todo, como ornamental. Es una planta que si se planta como ejemplar aislado va a embellecer mucho el jardín, especialmente cuando esté en flor. Además, proporciona una sombra bastante agradable. Lo único que debes tener en cuenta es que ha de estar a una distancia de, como mínimo, cinco metros de las tuberías y suelos pavimentados.

Asimismo, hay que decir que en su lugar de origen, los aborígenes australianos consumen sus semillas una vez las han tostado.

¿Cuáles son los cuidados que hay que darle al árbol del fuego?

El árbol de fuego es un árbol muy bonito
Imagen procedente de Flickr/Tatters ✾

El Brachychiton acerifolius es una planta que crece expuesto al sol directo. Se adapta bien a vivir en una gran diversidad de climas, desde los tropicales hasta los templados, siempre y cuando las temperaturas mínimas no sean demasiado bajas.

Si hablamos de suelo, este ha de ser fértil y tener una buena capacidad de drenaje del agua. No le gustan los encharcamientos, pero en cambio, resiste la sequía. Por este motivo, la frecuencia de riego tendrá que ser moderada; es más, si en tu zona caen unos 400-500mm de precipitación al año, podrás dejar de regarlo (o hacerlo de forma cada vez más espaciada) a partir del segundo año que esté plantado en el jardín.

Durante la primavera y hasta finales del verano puedes echarle un poco de abono orgánico de vez en cuando. De este modo, lograrás que crezca con una mejor salud.

Por lo demás, decir que resiste hasta los -7ºC.

2 comentarios en “Brachychiton acerifolius”

    1. Hola Graciela.

      ¿Qué tipo de beneficios se quieren obtener de los árboles? Es decir, ¿quieres que sean solo decorativos, o necesitas algo de sombra? ¿Te gustaría que diesen frutos comestibles?

      En el blog puedes encontrar fichas de árboles, sobre todo ornamentales (tengo pendientes los frutales). Pero si tienes alguna duda, consulta 🙂

      Saludos!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.