Araucaria araucana

La Araucaria auracana es un árbol perennifolio

Imagen – Wikimedia/LBM1948

Las araucarias son coníferas de hoja perenne que tienen un porte singular, y una belleza que llama mucho la atención. Pero de las distintas especies que hay, una de las que a mí personalmente me gustan más es la Araucaria auracana. Cuando es joven, tiene una copa casi piramidal; y cuando termina de madurar, de lejos podría confundirse con los pinos que tenemos en las playas de la región mediterránea, al tener un tronco que empieza a ramificar a varios metros de altura, y al tener dicha copa algo irregular.

Es, además, muy resistente a las nevadas. Y aunque su ritmo de crecimiento es bastante lento, siendo este uno de los motivos por los que su precio de venta suele ser alto, es muy, muy interesante tener una en el jardín, siempre que se disponga del suficiente espacio para que pueda crecer.

¿Cómo es la Araucaria auracana?

Araucaria auracana adulta

Imagen – Flickr/Scott Zona

La A. auracana es un árbol, o más concretamente, una conífera, de hoja perenne endémica de la Patagonia argentina y del centro-sur de Chile. Es una de las especies que encontraremos si visitamos alguna vez la cordillera de los Andes, aunque hay que saber de antemano que crece en zonas muy restringidas. Además, tanto en Argentina como en Chile está protegido en diversas zonas, estando prohibida su tala. Esto es debido, en parte, a que se encuentra en peligro de extinción; además, es importante para los mapuches.

Si nos centramos en las características físicas, tenemos que decir que es una planta que puede alcanzar los 50 metros de altura. Su tronco es recto, cilíndrico y, con el tiempo, se vuelve muy, muy ancho llegando a medir 3 metros de diámetro. La copa, como decía al principio, empieza a varios metros del suelo, y puede tener cierta forma de paraguas. Las hojas son acículas gruesas y coriáceas que crecen muy agrupadas. Estas, además, están protegidas por una espina la cual brota en la punta de cada una de ellas.

Existen ejemplares femeninos y ejemplares masculinos. Los conos femeninos son redondos y miden aproximadamente unos 6 centímetros; los masculinos en cambios tienen forma alargada.

Por curiosidad, decirte que otros nombres por los que se le conoce son los siguientes: pewén o pehuén, pino patagónico, pino de brazos, pino araucano o pino araucaria. Eso sí, hay que tener cuidado, porque aunque se puede parecer mucho, no es un pino (del género Pinus), sino una Araucaria.

¿Qué necesita para vivir?

Básicamente, un terreno amplio y un clima templado. Asimismo, y si bien crece muy lento, es muy recomendable que se plante en el suelo lo antes posible, ya que así podrá crecer un poquito más rápido al no tener esa limitación de espacio que sí tendría si se tuviese en maceta. Pero también tenemos que saber más cosas, que son las que te voy a contar a continuación:

Ubicación

La araucaria auracana es perenne

Imagen – Wikimedia/Norbert Nagel, Mörfelden-Walldorf, Germany

Por supuesto, tiene que estar al aire libre. Si lo dejamos dentro de casa, lo más probable es que solo nos dure un año como mucho, ya que necesita estar en un lugar soleado, y sentir el viento, la lluvia, el frío, etc.

Asimismo, si vamos a plantarlo en el suelo, lo haremos a una distancia mínima de diez metros del lugar donde tengamos tuberías, suelos pavimentados, y piscinas, pues las raíces podrían dañarlos.

Tierra

Crece en suelos arcillosos y bien drenados. En maceta, se le podrá poner sustrato universal que tenga un pH de entre 6.5 y 7.5 como este (no te preocupes: es el que suelen tener todos, pero por si acaso te aconsejo asegurarte antes de comprarlo).

La maceta además ha de tener algunos orificios de drenaje (sí, mejor que tenga varios pequeños que uno grande, pues el drenaje del agua será más rápido).

Riego

El riego se hará solo si hay periodos de sequía; es decir, si la tenemos plantada en el solar y suele llover con cierta regularidad a lo largo de todo el año, no será necesario regar a nuestra Araucaria auracana. Pero la cosa cambia si llueve poco, y más si está en maceta, puesto que en esas condiciones el sustrato se seca mucho más rápido que la tierra del jardín.

Hay que tener presente que no resiste la sequía, pero tampoco sería bueno regarla con frecuencia. En caso de que te surjan dudas, comprueba la humedad de la tierra con un palo, introduciéndolo hasta el fondo de la maceta. Y si sale limpio y seco, entonces es que debes regar.

Abonado

Si haces compost casero puedes echarle alrededor del tronco desde primavera hasta finales del verano. Si no tienes compost pero quieres abonarla, le irá bien cualquier abono orgánico que no sea ácido (como lo es por ejemplo el estiércol de gallina), como el estiércol de vaca o de caballo, o el abono de algas como este (este último, por su precio, lo aconsejo más para plantas en maceta que para las que están en el jardín).

Multiplicación

La Araucaria auracana se multiplica únicamente por semillas. Estas se tienen que sembrar en otoño-invierno a la intemperie, y mantenerlas húmedas -no encharcadas-. Así, germinarán a lo largo de la primavera.

Rusticidad

Las hojas de la araucaria auracana son aciculares

Imagen – Flickr/Julio Martinich

Es una conífera que soporta las heladas de hasta los -20ºC.

¿Qué opinas de la Araucaria auracana?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*