Antracnosis: ¿qué es y cómo tratarla?

La antracnosis es una enfermedad fúngica
Imagen procedente de Flickr/Debra Roby

Los árboles, por muy bien cuidados y sanos que estén, pueden verse afectados por una gran variedad de microorganismos. Bacterias, virus y hongos parásitos están siempre al acecho, esperando que muestren algún signo de debilidad, por pequeño que sea, para atacar. Uno de los más devastadores es el que conocemos como antracnosis o chancro, el cual puede infectar a plantas jóvenes, causándoles un daño que, de no tratarse a tiempo, serán irreversibles.

Pero… ¿hay algún tratamiento realmente eficaz para erradicarla? Lamentablemente, cuando hablamos de microorganismos patógenos lo único que podemos hacer es prevenir y tratar los síntomas. Así y todo, no te preocupes aún porque esas medidas preventivas realizadas a tiempo, a menudo son la diferencia entre tener árboles, vamos a decir protegidos, y árboles muertos.

¿Qué es la antracnosis?

Los frutos se infectan por chancro
Imagen procedente de Flickr/Scot Nelson

La antracnosis o chancro es una enfermedad causada por diversos hongos, sobretodo de los géneros Colletotrichum y Gloeosporium. Es especialmente común en las regiones de clima suave-cálido donde además la humedad ambiental es alta, ya que esas condiciones son las ideales para que estos microorganismos proliferen con rapidez… en una gran diversidad de plantas.

Centrándonos solo en los árboles, el chancro es especialmente destructivo en el castaño de Indias; de hecho, tiene su propio nombre: antracnosis del castaño de Indias. En este árbol, cuando es joven ataca a las hojas, pero a medida que la planta crece, es habitual que en su tronco aparezcan protuberancias o ‘bultos’. Pero ojo, si tienes almendros, mangos o cornejos floridos, también has de estar muy alerta, ya que son otras de las especies favoritas de estos hongos.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de esta enfermedad son fáciles de identificar:

  • Aparición de manchas marrones en las hojas
  • Caída de hojas
  • Frutos con manchas marronáceas/negruzcas que pueden acabar cayendo
  • Aborto de las flores
  • El árbol se ve como si estuviese decaído, no crece
  • Protuberancias en el tronco (en ejemplares adultos)

¿Cómo se infecta un árbol de chancro?

El chancro afecta a los árboles
Imagen procedente de Wikimedia/Norbert Nagel

Los hongos causantes de la antracnosis o chancro pueden conseguir entrar dentro de los árboles cuando se dan algunas de estas situaciones:

Calor + humedad elevada

En las regiones donde las temperaturas son suaves o cálidas, es muy habitual encontrarse con plantas enfermas de chancro. Ahora bien, debes tener en cuenta que no necesariamente tienes que estar en una zona con 20ºC de temperatura y un 85% de humedad (por ejemplo) todo el año, ya que si donde vives las primaveras son cálidas y húmedas, aunque el invierno sea frío con nevadas, puedes tener árboles infectados también.

Podas con herramientas no desinfectadas

A la hora de podar, es sumamente importante, primero hacerlo en la estación adecuada (otoño o finales de invierno, dependiendo del tipo de árbol), sino también limpiar bien las herramientas. Los microorganismos no se ven, pero eso no significa que no estén ahí. Así que no dudes en desinfectarlas antes y después de su uso para prevenir infecciones.

Y, por cierto, no te olvides de cerrar las heridas con pasta cicatrizante. Por si acaso.

Árbol mal cuidado

Cuando un árbol recibe todo lo que necesita, es difícil que enferme. Si bien esto puede resultar ser algo complicado, pues tú puedes estar cuidando bien el tuyo, regándolo y abonándolo cuando toca, pero aún así se enferma… ¿Por qué? Bueno, puede ser que el clima no le sea del todo favorable, que se haya enfermado estando ya en el vivero.

De todos modos, no está de más continuar haciendo precisamente eso: procurar tener cubiertas todas las necesidades del árbol.

¿Cómo tratar la antracnosis?

La antracnosis es una enfermedad fúngica
Imagen procedente de Flickr/Scot Nelson

Tal y como comentamos al inicio del artículo, es difícil, por no decir imposible, erradicar la enfermedad al completo. Por eso, lo que se hace es lo siguiente:

Medidas preventivas

  • Comprar árboles sanos
  • Regar y abonar cada vez que sea necesario
  • Tratar las semillas con fungicidas a base de cobre antes de sembrarlas
  • Utilizar sustratos ‘nuevos’
  • Procurar que las raíces tengan suficiente espacio para crecer
  • Separar las plantas enfermas de las sanas
  • Tratar con fungicida al inicio de la temporada de crecimiento

Medidas ‘curativas’

Si ves que ya tiene algún síntoma, aplícale fungicida a base de cobre. Pulveriza/rocía bien hojas y tronco, e incluso puedes echar la dosis indicada en el envase al agua de riego y regar, tratando así las raíces.

Si te han quedado dudas, pregunta 🙂 .

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.