Abeto de Corea (Abies koreana)

El fruto del abeto de Corea es lila

Imagen – Wikimedia/Gunnar Creutz

El abeto de Corea es una de las coníferas más bonitas a mi parecer. Tiene una forma cónica muy elegante, y cuando fructifica, sus conos de color lila-azulado son muy bonitos. Uno de los inconvenientes es que su crecimiento puede llegar a ser bastante lento, especialmente en climas con temperaturas elevadas durante el verano, superiores a los 35ºC, ya que cuando eso ocurre no solo se ralentiza sino que, además, se puede llegar a detener.

De hecho, es una de las coníferas que mejor viven en regiones templadas, sin temperaturas extremas excepto en invierno, donde en caso de caer una nevada importante no va a sufrir el menor daño. Por eso, el Abies koreana, es uno de los árboles de hoja perenne que mejor podrán estar, por ejemplo, en un jardín de montaña o en uno donde el termómetro baje en algún momento de los 0 grados.

¿Cuál es el origen del abeto de Corea?

El Abies koreana es un árbol grande

Imagen – Wikimedia/WSTAY

Es una conífera de hoja perenne que se encuentra silvestre en el sur de Corea, y que puede alcanzar una altura de 10 metros. Su nombre científico es Abies koreana, pero es posible que la conozcas más por estos nombres populares: abeto de Corea o abeto coreano. Como adelantábamos, crece lento, unos 10 centímetros al año, aunque pueden ser 15cm si las condiciones son realmente buenas para él y se encuentra bien de salud.

Artículo relacionado:
Abeto (Abies)

Las hojas son aciculares, es decir, que tienen forma de agujas gruesas. Estas son de color verde oscuro por el haz y plateadas por el envés, motivo por el que a veces también se le llama abeto plateado. Además de su porte cónico, los conos son otros de los elementos que llaman la atención de esta planta, ya que son de color azul o lila, y además miden unos 10 centímetros de longitud más o menos, por lo que son visibles desde lejos.

¿Para qué se usa?

El uso principal es el decorativo. Se planta como ejemplar aislado o en alineaciones. También se puede trabajar como bonsái, ya que al tener hojas pequeñas y un desarrollo que se controla bien, con el tiempo es posible tener un bonsai de abeto de Corea especialmente bonito.

¿Cuáles son los cuidados del Abies koreana?

Este es un árbol con unas necesidades especiales que hay que tener en cuenta para que esté bien, que es lo que nos interesa. Es una conífera que puede ser muy fácil de cuidar si las condiciones son buenas; es decir, si el clima, la tierra y las lluvias son los adecuados, pero será muy difícil de mantener si no lo son. Por eso, queremos explicarte cómo cuidarlo:

¿Dónde ha de estar?

El abies koreana es un árbol perenne

Imagen – Wikimedia/Wouter Hagens

Se trata de una conífera que se recomienda plantar en el jardín en cuanto sea posible. Con esto se conseguirá que crezca a un ritmo normal para ella (y no más lento, que es lo que suele ocurrir si se tiene en maceta), y que además se fortalezca. Además, es importante que esté a pleno sol.

Como las raíces de las coníferas suelen ser un motivo de precaución, pues son muchas las especies que las pueden levantar aceras o suelos, o incluso romper muros, en lo que respecta al Abies koreana también tenemos que ser precavidos y plantarlo a unos 5 metros, como mínimo, de la zona donde haya tuberías o suelos con pavimentos blandos.

¿Cuántas veces hay que regarlo?

Si las lluvias no son regulares, y/o si pasa mucho tiempo sin llover, la tierra se va a secar y nuestro protagonista podría pasarlo mal. Para evitarlo, tendremos que regarlo si no queremos que se deshidrate, con agua dulce y limpia. Lo haremos con más frecuencia en verano que en invierno, pues en esa estación las temperaturas son más altas y cuanta más agua necesita el árbol.

Por ello, regaremos un promedio de 2-4 veces por semana, es decir, cada dos o tres días, durante el verano, y una o dos veces a la semana el resto del año. Asimismo, hay que procurar echar la cantidad de agua que sea suficiente para que le llegue bien a todas las raíces. Por ejemplo, si está en maceta, regaremos hasta que salga por debajo de la misma; y si está en el jardín, hay que echar hasta que la tierra se vea y se note empapada.

¿Qué tipo de tierra necesita?

El abeto de Corea crece en en tierras ligeramente ácidas, por lo que en suelos arcillosos va a tener problemas debido a la carencia de hierro. Así que si tienes intención de plantarlo en maceta y tenerlo ahí unos años, tendrás que ponerle sustrato para plantas ácidas como este; y si va a estar en el jardín, debes de comprobar el pH de la tierra y ver si está entre 4 y 6. En el caso de que sea más alto, te recomiendo tenerlo en un recipiente, ya que aunque puedes hacer un agujero de 1 x 1m y llenarlo con tierra ácida, al final las raíces tocarán la tierra alcalina del terreno y empezará a tener problemas de clorosis.

¿Cómo se multiplica?

Los conos del Abies koreana son azules

Para conseguir nuevos ejemplares, se deben sembrar las semillas en invierno, puesto que deben pasar frío para germinar.

¿Cuál es su resistencia al frío?

Es un árbol que resiste las heladas de hasta los -20ºC.

El Abies koreana es una planta muy bonita, que sin duda se verá muy bien en jardines templados.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*